La Secretaría de Cultura (S.C.) decidió que no habrá vales de cultura a pesar de que se estipula en el Artículo Octavo de la Ley General de Cultura y Derechos Culturales.

 

Esto lo revela el documento: “Programa de Acción Cultural Comunitaria” que en breve anunciará su titular, María Cristina García Cepeda.

El famoso “Vale de Cultura” se cambiará por acciones: ¡Vale! Bailar, ¡Vale! Jugar, ¡Vale! Cantar y ¡Vale! Leer, no por un estímulo económico que facilite el consumo, el acceso a bienes y servicios desde la decisión de la persona beneficiada.

María Cristina García Cepeda, secretaria de cultura convierte el famoso vale de cultura en una etiqueta “Vale” en las numerosas actividades que ofrece el gobierno federal, tanto como lo hacen los gobiernos estatales y municipales.

El Programa de Acción Cultural Comunitaria detalla: “Las activaciones y presentaciones artísticas incluyen la participación activa de las comunidades a partir de la música y el canto, la danza y el baile, y el fomento a la lectura en espacios públicos”.

Esto no cumple con la ley que estipula que: “La Secretaría de Cultura coordinará y promoverá el programa de asignación de vales de Cultura con la participación del sector social y privado, de las entidades federativas, de los municipios y de las alcaldías de la Ciudad de México, para incrementar el acceso a la cultura de los sectores vulnerables y que el beneficio llegue a quien lo necesita”

El director de cine Víctor Ugalde opinó: “Cuando se propuso lo de los vales era para incentivar y acercar los productos culturales (cine, teatro, libros, discos, conciertos, etc) a la mayor parte de la población que por los bajos salarios no tiene poder adquisitivo para consumirlos. Con los vales, el ciudadano puede escoger que hacer en su tiempo libre sobre la oferta total y no con una programación limitada”.

Sin embargo, para el investigador cultural Carlos Lara, el vale solo fue un capricho.

“Pasa que lo de los vales entro cuatro horas antes de la aprobación de la ley, capricho de un legislador, y entre el estira y afloja, cortaron los artículos relativos a este tema y quedó lo que quedó. Una enunciación inoperante. Una verdadera acción gubernamental en esta materia, ni siquiera tendría que estar en la ley de cultura, es más un tema fiscal”.

Incluso, García Cepeda se ha manifestado contra los vales de cultura: “Yo no entiendo vales de cultura como tarjetitas o valecitos”. Para la Secretaria de cultura, los vales de cultura, son más una política pública, de amplío acceso a los bienes y servicios culturales.

Sin embargo, ella como servidora pública tiene como deber aplicar y garantizar la aplicación de las leyes, según los senadores.

“El vale de cultura se trata de un mandato de ley, por lo cual no es un asunto opinable por un servidor público, sino una obligación intrínseca a su cargo”, se pronunciaron un grupo de senadores encabezados por Zoé Robledo y Mariana Gómez del Campo en un documento entregado a la H. Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Pero es cierto que el vale de cultura carece de estructura para operar y tampoco cuenta con presupuesto asignado.

Por eso y por las complicaciones a las que se enfrentaría; para la Secretaría de Cultura el Vale... ¡Le Vale! y lo deja claro en su “Programa de Acción Cultural Comunitaria”.

En su lugar, la SC se enfocará en el Streaming, en el programa La Cultura A- Pantalla y en actividades artísticas gratuitas.

“De acuerdo con cifras del Inegi (2016), más de 65 millones de mexicanos tienen acceso a dispositivos digitales con conexión a internet. Con base en ello, el Programa de Acción Cultural Comunitaria difundirá conciertos y actividades escénicas vía streaming”

De esta manera, se lee en el documento, “miles de personas en diversas comunidades podrán apreciar lo mejor de la cultura en sus dispositivos. La transmisiones se difundirán con anticipación en las redes sociales de la Secretaría de Cultura, medios impresos, y en los sistemas estatales de radio y televisión”.

3 mil actividades artísticas y culturales

“Entre los objetivos del Programa de Acción Cultural Comunitaria destacan los de fortalecer los vínculos comunitarios y abrir espacios de expresión, diálogo y convivencia comunitaria mediante el aprovechamiento creativo del espacio público y del tiempo libre. Con criterios de inclusión y pluralidad, se llevarán a cabo actividades de animación en más de 390 municipios del país, en los cuales se programarán de una a tres actividades al mes”.

Y señala que las activaciones y presentaciones artísticas incluyen la participación activa de las comunidades a partir de la música y el canto, la danza y el baile, y el fomento a la lectura en espacios públicos.

El documento revela que serán más de 3 mil actividades artísticas y culturales en 390 municipios de las 32 entidades federativas del país, entre abril y noviembre del 2108”.

Un vale, que sí Vale.

En Brasil, el Vale de Cultura asciende a unos 25 dólares. Mediante una tarjeta el ciudadano elige cómo gasta el dinero: cine, teatro, museos etcétera y puede comprar libros o discos.

DATO

El “Vale de Cultura” que estipula ley se cambiará por acciones nombradas como: ¡Vale! Bailar, ¡Vale! Jugar, ¡Vale! Cantar y ¡Vale! Leer; no por un estímulo económico que facilite el consumo, el acceso a bienes y servicios desde la decisión de la persona beneficiada.

vgutierrez@eleconomista.com.mx