Megacable eleva niveles de concentración en TV de paga e Internet con activos de Axtel

En un análisis de competencia económica, el IFT estableció que en el segmento de los servicios de TV de paga, Megacable alcanzó una concentración del 51.88% de ese negocio en Guadalajara y de 51.17% en León con el traspaso de activos de Axtel.

Foto EE: Araceli López

Megacable aumentó sus niveles de concentración en servicios de televisión de paga y de banda ancha fija en dos áreas geográficas del país, León y Guadalajara, con la compra el 2 de mayo de activos de infraestructura y clientes residenciales de Axtel en un total de seis mercados de toda la República.

La operación abarcó entonces el traspaso de 1,370 kilómetros de redes de fibra óptica y 55,000 clientes residenciales y micronegocios de Axtel a Megacable en las plazas de la Ciudad de México, su zona conurbada y las ciudades de Guadalajara, León, Puebla, Toluca y Querétaro por 1,150 millones de pesos y fue aprobada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el pasado 7 de agosto bajo el amparo del artículo noveno transitorio de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) que trata sobre concentraciones.

En un análisis de competencia económica, el regulador estableció que en el segmento de los servicios de televisión y audio restringidos o STAR, Megacable alcanzó una concentración del 51.88% del negocio de TV de paga en Guadalajara y de 51.17% en León con este traspaso desde Axtel; en tanto que en Puebla y Querétaro su participación se ubicó en 43.5% del segmento y en 31.25% en Toluca.

En Internet de banda ancha fija, Megacable llegó a 56.48% de ese negocio en el mercado de León, arriba del 34.67% que consiguen las empresas de América Móvil allí, y entre Puebla, Querétaro y Guadalajara su nivel de participación se ubicó entre 40.88 y 45.62% del segmento, cifras muy similares a las de Telmex en aquellos lugares.

Estos números alertaron al regulador sobre la posibilidad de que la nueva participación de Megacable pudiera derivar en distorsiones de mercado o en potenciales barreras de entrada para terceros operadores con interés de competir en televisión de paga o Internet en esas ciudades.

“Se identifican altos niveles de concentración en el servicio de televisión y audio restringido (…) Se observa que en las seis áreas geográficas analizadas los niveles en el Índice de Herfindahl-Hirschman después de la concentración son mayores a 2,800 puntos, niveles que se asocian a mercados altamente concentrados”, comentó el IFT en un informe.

En otro comentario reconoció que previo a la compra de activos de Axtel, Megacable ya era un agente poseedor del 40% del negocio de TV de paga o de Internet, según el mercado en cuestión y que esta concentración no presentaba un objetivo de obstaculizar a la competencia, dado que en tres de las seis áreas geográficas donde hizo negocio con Axtel no contaba anteriormente con infraestructura de última milla a través de fibra óptica, lo que a futuro significaría para Megacable la construcción de mejores productos de Internet y/o video a favor de los consumidores de allí.

Para Axtel la venta de esos activos suponía una desinversión para concentrarse en el negocio corporativo y por tanto la venta en 2018 de otros activos a Grupo Televisa.

Conocedor de la preocupación del IFT sobre su acumulación del mercado, Megacable manifestó a los reguladores la intención de conformar nuevos servicios a precios más competitivos en las áreas geográficas objeto de trato comercial con Axtel y el IFT confió además en que la misma dinámica del mercado, con la presencia de Telmex/Telcel, evitará que Megacable pueda establecer barreras que afecten a sus competidores:

“Megacable señala que derivado de la transacción obtendrá infraestructura para brindar el servicio de banda ancha por medio de fibra óptica con velocidades de hasta 200 Mbps, cuando en León y Querétaro su mayor oferta comercial es de 50 Mbps y que podrá diseñar paquetes de servicios mejor adaptados a las preferencias de los distintos segmentos de usuarios, mediante la incorporación de la red de Axtel”.

“En los servicios de Internet de banda ancha fija y telefonía fija, Megacable debe competir ante el agente económico preponderante, que cuenta con participaciones equiparables a Megacable y capacidad competitiva en las áreas geográficas analizadas. Por lo anterior, no se estima que como resultado de esta concentración Megacable pueda fijar precios o restringir el abasto de manera unilateral en la prestación de los servicios en esas geográficas”, estimó el IFT.

El IFT agregó que en dos de esos seis mercados todavía existe un 38.48% de los hogares sin un servicio de televisión de paga, objetivo a pelear por Megacable y el resto de la industria.

Después de su análisis, el regulador procedió a autorizar el traspaso de activos de Axtel a Megacable con base en dos incisos del artículo noveno transitorio de la LFTR, que permite las concentraciones siempre que las empresas involucradas no rebasen más del 20% del mercado nacional de telecomunicaciones.

El IFT estableció entonces, como primera parte, que tras la concentración, Megacable llegaría al 3.15% de todo el negocio mexicano de telecomunicaciones y en particular a 16.24% del segmento de televisión de paga medido a escala nacional, donde las empresas del Grupo Televisa hoy ocupan el primer lugar con 60.67% del mismo.

Como segunda parte de su autorización, el regulador documentó que en la operación Axtel-Megacable no participó ninguna empresa perteneciente al agente económico declarado como preponderante: América Móvil, por lo que la venta de esos activos cumplió con los requisitos establecidos en el noveno transitorio de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

“Los usuarios de Axtel (objetos de esta operación) tendrán acceso a un mayor número de canales de TV de paga, incluyendo los de alta definición y los usuarios actuales y potenciales de Megacable se beneficiarán de la capacidad de la red de fibra óptica adquirida con esta concentración, debido a que podrán acceder a mayores velocidades de acceso a Internet”, dijo el IFT.