Cancún, QR. A pocos días de iniciar la temporada vacacional de Semana Santa, el presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya (AHRM), Conrad Bergwerf, señaló que la Riviera Maya es un destino seguro y atractivo para visitar por el turismo nacional e internacional, incluyendo el mercado canadiense, que se consolida como su tercer principal emisor de visitantes, sólo atrás de Estados Unidos y México. 

El dirigente hotelero destacó la postura del cónsul de Canadá en la Riviera Maya, Leon Lajeunesse, quien recientemente habló el clima de confianza y seguridad que experimentan los turistas canadienses durante su estancia en Playa del Carmen y sus alrededores. 

Según datos la AHRM, el turismo canadiense representa casi 14% de los visitantes que llegan a la Riviera Maya, sólo por detrás de Estados Unidos, que representa 34% y el turista nacional con 19 por ciento. 

Promoción desde consulados 

En entrevista aparte, el dirigente de los hoteleros de Cancún y Puerto Morelos, Roberto Cintrón Gómez, anunció que solicitarán al gobierno federal que se habiliten los consulados de México en Houston, Los Ángeles, Nueva York y otras ciudades de la costa este de Estados Unidos, como oficinas de promoción turística tras la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México.  

El hotelero dijo que se hace la petición sobre esas ciudades por ser las que más turistas emiten desde la Unión Americana hacia el Caribe mexicano, y ante la necesidad de recuperar ese mercado, que es el más importante para Quintana Roo, pero al mismo tiempo es el que más ha resentido la percepción de inseguridad y en consecuencia, ha bajado el volumen de turistas que emiten hacia el estado.  

Cintrón Gómez expuso que dicha caída está claramente reflejada en el descenso de ocupación hotelera de siete puntos porcentuales al cierre de marzo y en la continuación de esta tendencia durante los primeros días de abril.  

A su vez, dijo, esto ha obligado a muchos hoteles a entrar en una guerra de tarifas, con la consecuente baja de hasta 25% en el costo de las habitaciones por la desesperación en la que están cayendo varios hoteleros para mantener niveles aceptables de ocupación. 

Anticipó que si no se despliegan estrategias, como la que están proponiendo a través de los consulados mexicanos, conforme transcurran los meses se irá haciendo más evidente la caída en la ocupación, sobre todo entre septiembre, octubre y noviembre, meses en los que podría registrarse un dramático descenso en el flujo de visitantes. 

[email protected] 

kgb