YouTube y Roku anunciaron este miércoles un acuerdo de varios años para poner fin a una batalla que se ha prolongado durante meses por acusaciones de conducta anticompetitiva y que amenazaba con despojar al mayor servicio de streaming de vídeo de Internet de decenas de millones de dispositivos de televisión.

"Roku y Google han acordado una prórroga de varios años tanto para YouTube como para YouTube TV", dijeron las compañías en Twitter. "Este acuerdo representa un desarrollo positivo para nuestros clientes compartidos, haciendo que tanto YouTube como YouTube TV estén disponibles para todos los streamers de la plataforma Roku".

Google, propietaria de YouTube, y la plataforma de streaming Roku se habían enfrentado públicamente desde abril por las condiciones técnicas y financieras para distribuir la aplicación estrella de YouTube y su servicio YouTube TV.

Roku se había opuesto a lo que calificaba de condiciones injustas, como la de favorecer a YouTube en los resultados de búsqueda y la de actualizar su hardware.

YouTube había descrito sus esfuerzos como favorables al consumidor, y dijo que Roku era quien estaba utilizando su poder de mercado para forzar un acuerdo más ventajoso.

Las disputas públicas sobre los acuerdos de distribución y reparto de los ingresos por publicidad se han convertido en algo habitual en los ámbitos de la difusión y el streaming de vídeo.

Roku retiró la aplicación YouTube TV de su tienda de canales después de que expirara el acuerdo para esa aplicación. YouTube, que cuenta con más de 2.000 millones de usuarios mensuales, amenazó con retirar su aplicación principal de Roku el jueves, cuando finalizaba el acuerdo para el servicio.

Las aplicaciones principales, como YouTube, integradas en dispositivos como los televisores Roku y los reproductores multimedia en streaming, son uno de los principales argumentos de venta del hardware. Y aunque sus usuarios podrían acceder a los servicios de YouTube de otras maneras, el acuerdo de varios años evita una amenaza para el negocio de Roku.

Roku informó el mes pasado que tiene 56.4 millones de cuentas activas.