El aparato desarrollado por Roku para ver televisión a través de internet puede regresar a los anaqueles comerciales de México. Roku no es ilegal ni pirata. Un fallo de los magistrados del Décimo Primer Tribunal Colegiado de lo Civil en la Ciudad de México este martes confirma que lo único ilegal en el caso Roku eran los fallos en su contra, promovidos por Cablevisión.

Durante más de un año, un fallo de la titular del Juzgado Trigésimo Octavo de lo Civil de la Ciudad de México impidió la importación y venta de los dispositivos de Roku en México. No sólo se afectó el negocio de la compañía, sino la posibilidad de que los consumidores mexicanos tuvieran al alcance otra manera de ver televisión.

El Décimo Primer Tribunal Colegiado de lo Civil concedió el amparo a Roku contra las medidas impuestas en su contra y amparó también a los distribuidores del aparato en México, entre ellos Walmart, Amazon, Liverpool, Coppel, BestBuy, El Palacio de Hierro, Sears, Mercado Libre y Latamel.

Cablevisión, de Grupo Televisa, ha perdido una batalla. Puede seguir peleando, pero la cosa ya está juzgada: Roku no es ilegal ni pirata. 

Roku es una compañía estadounidense que desarrolla una plataforma de televisión por internet que permite cualquier persona construya su canal y lo entregue a la audiencia directo en su televisor. Para proveedores de servicios de televisión de paga, como es el caso de Cablevisión, Roku es una competencia que permite a los productores de contenido llegar directamente a los consumidores, sin intermediarios

Roku ganó hoy todos los amparos relacionados a su favor.

Ilegalidad de las medidas cautelares:

  1. En mayo de 2017, la jueza Beltrán Torres atendió de manera expedita una solicitud de Cablevisión, de Grupo Televisa, para impedir la importación y comercialización de los aparatos de Roku en México.
  2. La jueza ordenó la suspensión de importaciones sin contar con facultades para ello, pues esa medida sólo pueden ordenarla autoridades judiciales y administrativas competentes en materia de propiedad intelectual. Bastaba leer la Ley Aduanera (artículo 144) y el Reglamento Interno del Servicio de Administración Tributaria (artículo 19 fracción LXIV).
  3. De acuerdo con Cablevisión era urgente que el aparato fuera bloqueado en las fronteras y suspendida su venta en los establecimientos comerciales de México, pues sólo así podía impedirse que “tal dispositivo” siguiera siendo utilizado para “descifrar y distribuir las señales codificadas” de Cablevisión (Telehit, Ritmoson, Bandamax, Unicable, Las Estrellas, Foro TV, Canal 5, entre otras).
  4. Admitir el argumento de Cablevisión —como lo hizo la jueza Beltrán Torres, en un fallo que no precisó fundamentos legales— es como admitir la prohibición del iPhone porque con él pueden reproducirse contenidos piratas o bloquear el acceso a Facebook porque hay usuarios que transmiten partidos de futbol o de beisbol sin contar con los derechos de autor para hacerlo.
  5. Los magistrados del Décimo Primer Tribunal Colegiado de lo Civil en la Ciudad de México resolvieron este martes que la medida de la jueza era ilegal, revocaron la sentencia y concedieron el amparo a Roku.

Interés jurídico:

  1. Se confirmó que Roku tiene interés jurídico para defenderse de una decisión que afectaba directamente su negocio. Esto es, Roku puede combatir la sentencia de la jueza Beltrán Torres.
  2. Roku había impugnado la sentencia, pero le negaron la protección de la justicia porque se le consideró que no tenía interés jurídico. Esto fue decisión de otra jueza, Gabriela López de los Santos, titular del Juzgado Segundo de Distrito del Centro Auxiliar de la Decimoprimera Región en Coatzacoalcos, Veracruz.
  3. El criterio de López de los Santos básicamente fue así: usted no puede impugnar una sentencia que impide la comercialización de lo que usted produce y que nunca ha sido declarado ilegal.
  4. El Décimo Primer Tribunal Colegiado de lo Civil consideró que ese fallo está equivocado, lo revocó y concedió el amparo a Roku.

El engrose de la sentencia se conocerá la próxima semana.

Roku está listo para volver a los anaqueles.