Los viajeros del futuro podrían salvarse del tráfico si dan resultados los planes de Uber de ofrecer taxis aéreos.

El servicio de trasporte por app presentó el miércoles el bosquejo de una elegante y futurista máquina que espera comenzar a utilizar en vuelos de demostración en 2020 y poner en marcha para 2028.

El avión, que funciona con batería, parece una cruza entre un avión pequeño y un helicóptero, con alas y rotores fijos. Fue presentado en una conferencia de tecnología el miércoles en Lisboa, Portugal.

El vehículo está destinado a evitar la congestión vehicular y reducir drásticamente los tiempos de traslado. Uber espera que tarde o temprano este servicio le cueste menos a los viajeros que usar su propio automóvil.

Sin embargo, el esquema aún enfrenta muchos desafíos, incluida la certificación del nuevo vehículo por parte de las autoridades, la capacitación de pilotos y la concepción de sistemas de gestión del tránsito aéreo urbano.

El director de productos de Uber, Jeff Holden, afirmó que la empresa empezará a probar servicios de taxi aéreo para cuatro pasajeros y velocidades de 322 kilómetros en Los Ángeles en 2020, su segundo mercado de pruebas tras Dallas/Fort Worth.

Holden dará a conocer los últimos planes sobre taxis aéreos de Uber en la Web Summit, una conferencia anual sobre Internet que tiene lugar en Lisboa esta semana.

"Existe una realidad de que Uber ha crecido mucho como compañía", comentó Holden en una entrevista antes de su discurso. "Ahora somos una empresa grande en la escena mundial y no se puede hacer las cosas de la misma manera que cuando eres una pequeña firma inicial", comentó.

Uber ha enfrentado decenas de batallas legales y de regulación en todo el mundo desde que lanzó sus servicios de transporte de pasajeros esta década, incluyendo una reciente disputa en Londres, donde lucha por retener su licencia después de que le fue despojada por reguladores de la ciudad por preocupaciones de seguridad.

La compañía busca acelerar el desarrollo de una nueva industria de taxis aéreos urbanos eléctricos y bajo demanda, afirmó Holden, que los clientes podrían pedir a través de teléfonos avanzados de una forma similar a las alternativas terrestres que ha popularizado tras expandirse a más de 600 ciudades desde 2011.

La NASA no estaba disponible de inmediato para comentar sobre el acuerdo. Este mes, dijo que trabajaba con varias empresas, grandes y pequeñas, para desarrollar el mercado emergente para lo que denomina Movilidad Aérea Urbana.

erp