La compañía china DJI lanzó un nuevo dron conocido como Spark que puede ser controlado con los gestos de la mano.

El dispositivo, que pesa unos 300 gramos, puede activarse gracias a su tecnología de reconocimiento facial y es capaz despegar desde la palma de la mano del usuario. Además, puede regresar cuando le hables.

El Spark, puede controlarse con la mano, o a través de un control remoto, un dispositivo móvil y con los goggles de realidad virtual de la compañía, que ofrecen otro tipo de experiencia más inmersiva.

Este dron permite transmitir video en alta definición con un rango de 2 kilómetros a través de una conexión Wi-Fi.

Cuenta con un sistema de posicionamiento visual, un sensor 3D, un GPS de doble banda que le permite mantener un vuelo estacionario. Además tiene integrado un sensor de obstáculos integrado que facilita su ruta de vuelo y un sistema que te informa dónde puede haber un riesgo para volar el equipo.

Su cámara cuenta con estabilizador mecánico que reduce drásticamente las distorsiones que pueda encontrar la cámara, que puede tomar fotos panorámicas y crear fotos con poca profundidad de campo.