La idea del blockchain es muy clara y la facilidad con la que funciona hace que se quiera adaptar a otros sectores. Sin embargo, no es la falta de desarrollo de esta tecnología o las posibles regulaciones necesarias lo que bloquea el uso masivo de esta tecnología, sino que simplemente no hemos descubierto el próximo gran caso de uso.

Por el momento el único caso de éxito a nivel mundial en donde se aplica es como sistema detrás del uso de la criptomoneda más popular y usada del mundo, los bitcoins.

ARTÍCULO: ¿Qué son los Bitcoins?

La tecnología blockchain es una base de datos digital descentralizada que mantiene un registro de todas las transacciones que tienen lugar a través de una red de igual a igual. Cada una de esas operaciones, encriptada y autentificada, se suma a la cadena de bloques que al final forman la blockchain. Cada vez que se quiera hacer una nueva transacción, un algoritmo analiza los datos contenidos sobre la información que se generó en el pasado y evalúa la viabilidad y seguridad de la misma, para después de realizarla añadir un nuevo bloque a la cadena de manera permanente e inalterable. La cadena de bloques de información se almacena en diferentes computadoras, por lo que si se llegara a perder un bloque los otros pares pueden autentificar ese bloque faltante.

Se puede emplear una analogía con una situación de la vida cotidiana para explicarlo. Imaginemos por un momento que un grupo de amigos crea un chat grupal en WhatsApp y todos colaboran y participan con sus aportaciones y comentarios en el grupo. Si en algún momento alguien quisiera revisar el comentario de alguno de los participantes o algún archivo compartido en el chat, sólo debe buscarlo en el historial debido a que el chat deja un registro visible de la información que ahí se vierte para todos los que tengan acceso a él. Como todos los amigos tienen acceso al chat pueden verificar y autentificar la información que ahí se aloja.

La idea detrás de los blockchains entonces parece entonces un buen inicio para aplicarse en el sector financiero, por lo que bancos e instituciones de esta industria han iniciado una exploración para las aplicaciones prácticas en otros procesos financieros.

Sin embargo, se necesita de un gran servidor para verificar y cifrar nuevos bloques de la cadena, por lo que el funcionamiento básico de una red blockchain es caro y consume mucha electricidad, según un artículo publicado por el Foro Económico Mundial.

NOTICIA: ¿Aceptaría cobrar parte de su salario en bitcoins?

Un par de estudios recientes del laboratorio Data 61 de la empresa australiana CSIRO no sólo aportan algunas investigaciones bien documentadas sobre el uso de los blockchain, sino que también dan una idea de por qué algunos de los principales proyectos se han estancado.

Los blockchain generalmente no son adecuados para almacenar grandes volúmenes de datos de alta velocidad. Los blockchain detrás de los Bitcoin han sufrido este problema por más de un año. Encontrar una solución debe ser una prioridad para cualquier desarrollador que desee atraer el número de usuarios necesarios para que el funcionamiento de una red sea rentable.

El uso de los blockchain en las transacciones financieras también plantea problemas para el cumplimiento de las legislaciones mundiales contra el lavado de dinero, otro de los riesgos con los que se han topado los que investigan este método o los que buscan aplicarlo a otros sectores.

Pero los riesgos no son la única razón por la que los proyectos están estancados.

Mientras que los Bitcoins han demostrado lo que el blockchain puede hacer, la tecnología todavía necesita eliminar las desventajas para poder pensar en aplicarlo a otros sectores. Por el momento esta tecnología está contenida en sólo en las transacciones que rodean a la criptomoneda más popular del mundo, sin embargo aún no se libran del estigma de fraude o de la propensión del uso de esta tecnología para actividades ilícitas.

El viernes 12 de mayo pasado, un grupo de piratas cibernéticos conocidos como The Shadow Brokers lanzaron un ataque masivo de ransomware que afectó a más de 200,000 computadoras y generó ganancias por 109,522.59 dólares, según una compañía que identifica actividades ilícitas en la cadena de Bitcoin llamada Elliptic, tras cobrar la cuota por la clave que desbloqueó la información y que tenía un costo de poco más de 300 dólares en Bitcoins. Al sucumbir a la extorsión realizando el pago del rescate, se financió directamente este tipo de prácticas criminales. Pero este sólo es un ejemplo de los malos usos que se le pueden dar a la moneda.

LISTA: 6 datos sobre la creciente influencia de las FinTech

Si se logra hacer que el uso de esta tecnología no se pueda relacionar directamente con actividades ilícitas, las compañías interesadas en el desarrollo pueden centrarse sólo en la aplicación de esta gran idea en otros sectores.

undefined

[email protected]

rarl