Iguazú, Argentina. México y Brasil están en los primeros 20 lugares entre los países más atacados por malware, phishing y ataques a dispositivos móviles en todo el mundo, de acuerdo con los más recientes resultados del análisis que realiza la compañía rusa de ciberseguridad Kaspersky.

Durante la novena edición de la Cumbre Latinoamericana de Ciberseguridad de Kaspersky, la compañía mostró que Brasil ocupa el séptimo lugar entre los países que más sufren de ataques de malware mientras que México se posicionó en el lugar 11, con lo que estos países superan a España y Japón y sólo son superados por naciones como Rusia, Estados Unidos, India, Alemania, China y Vietnam.

La diferencia de Brasil y México respecto de los demás países latinoamericanos en cuanto a ataques de malware es relevante. Mientras que en Brasil, Kaspersky detectó un promedio de 22 ataques de malware por segundo y en México esta cifra llegó a los 9.25 incidentes, en otros países como Perú, Colombia, Argentina y Chile, la cantidad de ataques con malware no supera los cuatro ataques por segundo.

Para Fabio Assolini, analista senior de Seguridad de Kaspersky, la profusión de ataques de malware tanto en México como en Brasil y en toda la región está directamente relacionada con el uso de software y la descarga de contenido sin pagar las licencias respectivas, lo que se conoce popularmente como piratería.

“La piratería ayuda al criminal porque los sistemas piratas son vulnerable. Es una cadena de hechos: primero, el usuario no quiere pagar, instala un sistema operativo pirata e instala un crack; segundo, el usuario no actualiza el programa porque identificaría que se trata de un software pirata; tercero, el software es vulnerable y cuarto, el usuario es atacado”, dijo Assolini en entrevista.

El especialista puso el ejemplo del ransomware Wannacry y dijo que este malware, que secuestró millones de dispositivos en todo el mundo en 2017, tuvo un gran impacto en América Latina debido precisamente a la piratería. “No tengo duda de que la gran cantidad de ataques que tiene nuestra región está directamente relacionada con la piratería”, dijo.

De la misma forma, tanto Brasil como México están entre los países que más ataques a dispositivos móviles reciben en el mundo, pues ocupan los lugares seis y nueve respectivamente en la lista de Kaspersky.

El tipo de ataque en el que más destaca la región de América Latina es el del phishing, es decir aquellos ataques que se sirven de la ingeniería social para engañar a las personas, pues de los 20 principales países que reciben este tipo de ataque, nueve pertenecen a la región y Brasil y Venezuela ocupan las dos primeras posiciones, mientras que México se ubica en el lugar 13.

Tan solo entre julio del 2018 y julio del 2019, Kaspersky registró 92 millones de ataques de phishing en la región, es decir que ocurrieron en promedio tres ataques por segundo, lo que supone un aumento de 33% respecto del mismo periodo anterior.

De acuerdo con Assolini, el costo de los ataques de phishing es muy bajo y los requerimientos de conocimientos técnicos son también limitados, por lo que este tipo de ataque es usado tanto por criminales menores que buscan acceso a datos financieros como por gobiernos y desarrolladores avanzadas para tener acceso a credenciales.

“El phishing ofrece la credencial necesaria que dará al atacante la posibilidad de desarrollar las siguientes etapas de ataques más avanzados”, dijo.

[email protected]