Lloyd's es una de las pocas empresas mexicanas que asistirán al CES 2022. La compañía de tecnología para casas inteligentes (smart homes) regresará a la feria de Las Vegas, Nevada, en Estados Unidos, para retomar negociaciones con miras a entrar a los mercados estadounidense y de Canadá.

El CES 2022, que se llevará a cabo del 5 al 8 de enero, albergará por cuarta ocasión el stand de Lloyd's, que se dedica a la venta de dispositivos para automatizar distintas tareas en casa, como la iluminación, la seguridad, la temperatura y otras comodidades, y que ha vivido una montaña rusa de acontecimientos en los dos años más recientes.

El CES 2020, la última versión presencial de la feria, fue una experiencia agridulce para la compañía. Mientras que Lloyd’s logró consolidar su entrada a los mercados centro y sudamericano, al incluir a Radioshack Latinoamérica a su lista de clientes y abrir un centro de distribución en Panamá, la meta de ingresar a los mercados de Estados Unidos y Canadá se vio frustrada por el distanciamiento provocado por la pandemia de Covid-19.

Lloyd’s había estado cerca de vender sus productos a través de Best Buy, uno de los retailers de tecnología más grandes de Estados Unidos, pero la pandemia hizo que el trato no se concretara. Best Buy cerró incluso todas sus operaciones en México a principios del 2021.

Una montaña rusa

Aunque Lloyd’s no accedió al mercado estadounidense en 2020 y pese a que las previsiones de su fundador y director Salomón Saab para el tiempo que durara la pandemia no eran alentadoras, las ventas de la compañía comenzaron a crecer en medio del confinamiento provocado por la pandemia de Covid-19.

El comercio electrónico y la demanda de las personas que querían automatizar la iluminación o la seguridad en sus viviendas hicieron que un pequeño foco inteligente se convirtiera en un éxito de ventas en el Buen Fin 2021 y agotara los inventarios de cuatro meses. Entre 2020 y 2021, las ventas digitales de la compañía crecieron entre cinco y seis veces.

El éxito que tuvo Lloyd’s gracias a la alta demanda de sus productos también se convirtió en una de las causas de otro tipo de problemas que estaban relacionados con la pandemia de Covid-19.

  1. Las fábricas en China comenzaron a retrasar cada vez más los plazos de entrega de las mercancías.
  2. Cuando los plazos de entrega se normalizaron en entre 60 y 75 días, llegaron los problemas de la logística y el costo de la renta de contenedores.
  3. El costo de transportar una carga desde China pasó de 2,000 a más de 20,000 dólares por contenedor.

Karen Kurtz, directora comercial de Lloyd’s, piensa que después de una fuerte inversión para crecer su inventario en México, la compañía está más preparada para soportar los problemas de suministro, incluso durante la próximas celebraciones del Año Nuevo chino, cuando muchas empresas chinas se ven obligadas a trabajar menos horas durante más de un mes.

11 millones de hogares

Ni los problemas en la cadena de suministro ni la inflación desalientan a Salomón Saab, que confía en que, en los próximos cuatro años, las ventas de la industria de tecnología de hogares inteligentes (smart homes) crezcan 25% anual y que el número de hogares con este tipo de dispositivos en México pase de 5 a 11 millones.

Lloyd’s es una empresa con 30 años en el mercado mexicano. Hasta hace unos años, se dedicaba principalmente a la venta de productos enfocados a la seguridad, como cámaras, alarmas y sensores. Fue en 2017 cuando la compañía decidió integrar a su oferta toda una gama de productos orientados a lo que se conoce como el hogar inteligente (smart homes).

Los dispositivos de Lloyd’s permiten automatizar la iluminación, la seguridad y otras variables a través de instrucciones y rutinas que pueden ser programadas a través de la aplicación Lloyd’s Smart. También pueden ser conectados a los altavoces inteligentes de Amazon, Google y Apple.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx