Apple hizo acto de presencia en el CES 2019 con un enorme cartel. Pese a no contar con un espacio propio en el evento de tecnología de consumo más grande del planeta, la compañía de la manzana atinó a promocionar la privacidad con la que, asegura, cuentan sus dispositivos.

“Lo que pasa en tu iPhone se queda en tu iPhone” es el mensaje que Apple dio frente al Centro de Convenciones de Las Vegas.

Y es que en la feria que terminó el 11 de enero pasado, los datos y la inteligencia artificial estuvieron en la mayoría de las presentaciones y conferencias que dictaron los representantes de las principales compañías tecnológicas del mundo. También en el piso de exhibición, en donde los 180,000 asistentes a la feria pudieron tener contacto con una vasta muestra de lo que es posible hacer con estos recursos y de lo importante que es la privacidad en ese entorno.

Incluso Steve Koenig, vicepresidente de Investigación de Mercado de la Consumer Technology Association, que organiza el CES, confirmó esta tendencia al mencionar durante la conferencia inaugural a medios el hecho de que estamos en el inicio de la era de los datos, la cual supone toda una serie de retos de interoperabilidad y seguridad.

Vehículos autónomos de todas las marcas; reconocimiento de imágenes; procesamiento del lenguaje natural; automatización de los procesos del hogar, la industria, los comercios y las vías de comunicación; asistentes inteligentes que median entre los usuarios y las luces de sus casas; todo orquestado por algoritmos de IA entrenados mediante inmensos sets de datos que en muchos casos son personales.

Precisamente fueron los asistentes inteligentes uno de los protagonistas de esta edición del CES. En cada rincón de la feria podían leerse las frases “Hey Google” y Google Assistant como señales de que la compañía californiana quiere estar en todos los dispositivos y en todos los ámbitos de la vida cotidiana: el hogar, la oficina y por supuesto, en la calle, gracias a la movilidad. Incluso la impresora 3D de la empresa mexicana emot tiene integrado al asistente inteligente de Google.

En cuestión de dispositivos, LG se llevó el evento. Su televisor Signature OLED TV R, con el que construyó una enorme pantalla ondulada que daba la bienvenida a los asistentes a la feria, es el primero completamente enrollable. A este se sumó el panel OLED con resolución 8K el cual cuadruplica la capacidad de las pantallas 4K.      

LG también presentó algunas soluciones de Inteligencia Artificial. Además de la adopción de los asistentes de Google y Amazon en sus televisores, la compañía surcoreana anunció la integración de una cocina inteligente y de un centro de lavado mediante su tecnología ThinQ. Refrigerador, lavaplatos y hasta una máquina con la que es posible fabricar cerveza en el hogar aprenden de los hábitos de sus usuarios, lo que ayuda a automatizar procesos de compra de productos, al mismo tiempo que sirve para que cada aparato se mantenga de forma autónoma en las mejores condiciones posibles.

El hecho de que la inteligencia artificial fuera el centro del CES 2019 también abrió discusiones sobre los problemas de seguridad y los sesgos de todo tipo que se han vinculado a esta tecnología. El mensaje de Apple no es gratuito y recae en el tratamiento que se les da a los datos que alimentan a los algoritmos que poco a poco sustituyen la toma de decisiones hechas por los seres humanos.