Después de barrer con la inversión en tecnología que se tenía prevista para 2020 a causa de la pandemia de Covid-19, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha considerado un aumento de 60% en el gasto destinado a la adquisición o contratación de productos y servicios de tecnologías de la información y comunicaciones dentro del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 que la SHCP entregó a la Cámara de Diputados el pasado 8 de septiembre.

Los recursos que el gobierno planeaba gastar en tecnologías de la información en 2020 suponían un aumento de 13.4% respecto de lo destinado en 2019. El recorte a los capítulos 2000 y 3000 del presupuesto federal en abril pasado hizo que este crecimiento se convirtiera en una caída de 17% y ahora, la administración federal ha propuesto incrementar su presupuesto TIC en hasta 60%, el mayor aumento en este rubro en al menos 10 años, según datos de la consultoría Select.

En términos porcentuales, este crecimiento es notable, pues implica que el presupesto destinado a estas tecnologías creció más de la mitad que lo destinado en 2020. No obstante, los recursos que el gobierno destinará a las TIC en 2021 apenas superan a los que se destinaron a este rubro en 2018. 

“La comparación es con el monto resultante del recorte de abril pasado; si se compara con el presupuesto aprobado para 2020, el crecimiento es de 16%, que también es importante”, dijo Ricardo Zermeño, director de Select, para quien la propuesta del Ejecutivo federal ha resultado una sorpresa bienvenida.

La razón entre el presupuesto TIC y el total del Presupuesto de Egresos de la Federación propuesto por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público también ha mostrado su primer incremento en seis años. Desde 2015, cuando el presupuesto en tecnología alcanzó 0.72% del presupuesto solicitado por el gobierno federal, esta razón había experimentado una caída constante hasta llegar a 0.29% en 2020. Para 2021, el gobierno federal espera que sea de 0.45%,  aun menor  a los niveles de 2018.

Para Zermeño, la principal razón de este incremento en el presupuesto TIC es que el gobierno federal ha reconocido que las herramientas tecnológicas son necesarias.

“No encuentro otra razón que reconocer que necesitas atender un parque instalado, que necesitas renovarlo, que necesitas aprovechar las telecomunicaciones, la nube, el software”, dijo.

Software y servicios TIC, los ganadores 

Mientras que en 2020, los servicios TIC fueron los más afectados en los recortes que hizo en su presupuesto el gobierno federal —lo que llevó a la renegociación e incluso la cancelación de contratos de proveeduría— en este 2021, este tipo de servicios son los que muestran los crecimientos más importantes, con más de 7% en cada uno. Los servicios de telecomunicaciones sufrieron un importante recorte, al pasar de casi la mitad del presupuesto TIC (47%) a poco más de un tercio (32 por ciento).

“El decreto de abril recayó sobre todo en servicios y por eso es el incremento. Se deben de haber visto en aprietos con los recortes de soporte a las necesidades del sector público”, dijo Zermeño, quien añadió que  el nuevo presupuesto que se propone para la compra o contratación de productos y servicios tecnológicos por parte del gobierno federal ha sido visto por las compañías de este sector con revuelo.  

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx