La llegada y consolidación de la Industria 4.0 ha transformado todas las áreas de nuestras vidas, al grado que la educación universitaria tuvo que reinventarse para generar oferta académica que permita a las actuales generaciones tener una proyección profesional adecuada a esta nueva realidad.

Elegir una carrera universitaria nunca ha sido sencillo, pero actualmente resulta clave para el futuro de nuestros hijos entender hacia dónde se dirige el mundo y las necesidades profesionales que se requerirán en los próximos años.

Las universidades de países como Canadá, Estados Unidos, Reino Unido Alemania, Irlanda o Japón entendieron desde hace algunos años el cambio que debían realizar en el paradigma educativo, planes de estudio para priorizar en su oferta académica áreas como la Robótica, Big Data, Inteligencia Artificial y la Automatización que permita a sus estudiantes adaptarse a las necesidades que exige el desarrollo de la Industria 4.0 y convertirse en líderes en estas áreas.

De hecho, esta visión no sólo existe entre las universidades, sino que los propios gobiernos han impulsado estrategias para la atracción de estudiantes internacionales a sus países, buscando cubrir las necesidades profesionales que tendrá su economía en los próximos años.

Por ejemplo, Estados Unidos otorga un permiso de trabajo hasta por tres años a los graduados de una carrera con enfoque STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés) de sus universidades, debido a la importancia que tienen estas áreas en esta nueva economía. 

Canadá en conjunto con sus universidades y colleges define las plazas que se van a ofrecer en cada área de estudios para que los graduados tengan un desarrollo profesional adecuado en su país y permite que los estudiantes internacionales sean elegibles para un permiso de trabajo al graduarse y posteriormente a una posible residencia permanente.

Japón es otro gran ejemplo de la relevancia que tiene la Industria 4.0 en su estrategia como país, ya que han desarrollado carreras de ingeniería especiales para extranjeros, completamente en inglés y con un plan de estudios enfocado en temas de: robótica, inteligencia artificial, vehículos eléctricos, sistemas de energía, entre otras soluciones tecnológicas que les permitan continuar con su liderazgo en estas áreas a través de la atracción talento internacional.

Sin duda, nos encontramos en un momento en el que estudiar en el extranjero puede ser la diferencia para que nuestros hijos tengan un futuro profesional exitoso eligiendo carreras en tendencia, con alta empleabilidad y con las grandes ventajas que actualmente ofrecen diversos países para cubrir las vacantes que habrá en sectores tecnológicos en los próximos años.

*Tania Martínez es directora de relaciones internacionales de BE International.