La industria de tecnologías de la información y comunicaciones que opera en México prevé que el desabasto que afecta a los semiconductores y a otros productos tecnológicos, como computadoras y periféricos, durará hasta el segundo semestre del 2021. Este desabasto se ha convertido en la mayor afectación que ha ocasionado la pandemia a los negocios TIC, según Select, consultoría especializada en tecnología.

En abril de 2020, 30% de la industria tecnológica en México pensaba que el desabasto de productos era el principal problema que la pandemia estaba ocasionando a la industria, mientras que en aquel momento, la mayoría de los negocios se quejaba por caída de ventas y el retraso de proyectos. Para febrero de 2021, casi 60% de las empresas de tecnología piensa que el desabasto es la principal problemática, muy por encima de la caída en ventas y el retraso de proyectos.

El problema está aumentando y puede poner en riesgo la operación de los negocios en tecnología. Hay que tener mucha precaución con lo que está pasando, porque sí puede afectar bastante a la recuperación de los negocios de tecnología”, dijo Alejandro Vargas, director de Investigación de Select. 

La industria automotriz en México está entre las más afectadas por la escasez de insumos como microprocesadores. Pero de acuerdo con Vargas, el desabasto también ha afectado a fabricantes de equipos de cómputo, impresoras, dispositivos personales, periféricos y otras piezas de hardware, pues los semiconductores son la base de la mayoría de estas tecnologías. No obstante, no se ha visto un aumento de precios debido a este desabasto.

Según el especialista, los negocios de tecnología que operan en México esperan que esta situación vuelva a la normalidad en la segunda mitad del 2021. No obstante, agregó Vargas, esto puede cambiar, debido a que el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha puesto las cartas sobre la mesa para asegurar el abasto de semiconductores en Estados Unidos, principalmente para proveer a la industria automotriz.    

De acuerdo con Vargas, el fenómeno del desabasto es un problema global, por lo que no únicamente afecta al mercado mexicano.

El desabasto de insumos podría convertirse en el talón de Aquiles de una industria que, se prevé, estará entre las pocas que mostrarán una recuperación de los efectos de la pandemia en este 2021. Durante 2020, la industria TIC mostró un nulo crecimiento en su facturación, que se mantuvo en el mismo nivel que en 2019. 

Select calculó que este sector tendrá en 2021 un crecimiento de 6.4% con respecto a la contracción en pesos corrientes de 3% que sufrió en 2020 debido a los efectos de la pandemia de coronavirus. La industria TIC en México experimentará en 2021 un crecimiento real de 3.4% respecto a los niveles de 2019, lo que significa que el sector vivirá su recuperación económica un año después de iniciada la pandemia si es que el desabasto no arruina estas expectativas.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx