No hay consenso sobre cuál será el crecimiento de la industria de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) durante el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Dependiendo a quien se consulte, la industria TIC crecerá entre 2 y 7% durante este 2019 y son los servicios los que orientarán dicho crecimiento.

Ante la decisión del nuevo gobierno federal de no adquirir equipos de cómputo durante el primer año de gobierno, miembros de la industria y consultores han adelantado que este no debe ser un motivo de preocupación, sobre todo porque ya sucedió algo similar con el decreto de austeridad del expresidente Felipe Calderón, que impulsó la contratación de servicios de TI.

Esta semana, la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de la Información (AMITI) anunció su estimación de crecimiento promedio de 7% para la industria durante el 2019, lo que supone una reducción de alrededor de 3 puntos porcentuales con respecto al crecimiento promedio que ha experimentado en años recientes, que ha sido de 10.5%, de acuerdo con la AMITI.

Eduardo Gutiérrez, presidente del Consejo AMITI, dijo que la organización ya entró en contacto con algunas de las autoridades del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, como la subsecretaria de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, Salma Jalife, y tienen previstas reuniones con otros actores de gobierno vinculados con la industria.

Por su parte, la consultoría mexicana especializada en Tecnologías de la Información Select proyectó a finales del 2018 que, en un escenario optimista, la industria TIC en México crecerá 5.1% para alcanzar 745,224 millones de pesos corrientes durante el 2019, motivado sobre todo por “una mayor adopción de servicios administrados modulares, proyectos de migración a servicios de cómputo en la nube, inversiones en seguridad informática y una fuerte demanda de smartphones”.

En contraste, en un escenario pesimista, Select previó que la industria crezca este año 2.3%, para alcanzar un valor de 725,234 millones de pesos.

Para la compañía internacional de análisis de mercados IDC, la reubicación de secretarías y la creación de organismos descentralizados que ha propuesto la administración de López Obrador implicará desafíos en comunicaciones por la colaboración remota con la que tendrá que trabajar el nuevo gobierno, lo que también supone una oportunidad para fortalecer los actuales contratos en servicios de TI y replantear el modelo de centros de datos de la administración federal.

De acuerdo con IDC, la industria TIC, en la que agrupa a los proveedores de hardware, software, de servicios de TI y de telecomunicaciones, registrará un crecimiento de 2.13% y alcanzará un valor de 15,700 millones de dólares. Esto significa que esta industria tendrá un crecimiento mayor al Producto Interno Bruto de México durante el 2019, que estima en 1.9 por ciento. Además, el crecimiento de la industria TIC nacional será menor al registrado en la región de América Latina, la cual se prevé que crezca casi 4%, con una atención especial en Brasil, en donde la industria verá un incremento de 3.52 por ciento.