Pese a su incipiente desarrollo, el blockchain ha demostrado ser una tecnología capaz de incidir  en diversos ámbitos de la vida cotidiana. La banca, las aseguradoras y hasta los notarios se cuentan entre los sectores que han volteado a ver al blockchain como una alternativa para lograr la automatización de sus procesos y el gobierno mexicano está estudiando la opción de que las contrataciones gubernamentales puedan realizarse mediante este tipo de redes.    

“Si yo genero un aplicativo muy sencillo sobre blockchain que utilice contratos inteligentes, entonces muchos municipios de todo el país que no tienen las capacidades financieras para tener un Compranet, pueden tener sus procesos de contrataciones públicas de manera abierta y transparente”, dijo Yolanda Martínez Mancilla, coordinadora de la Estrategia Digital Nacional en entrevista con El Economista.

Este es el objetivo de la iniciativa BlockchainHACKMX, de la coordinación de la Estrategia Digital Nacional del gobierno federal, el cual se hizo acreedor a un reconocimiento otorgado por el World Virtual GovHack en el marco del World Government Summit, en la ciudad de Dubai, Emiratos Árabes Unidos, uno de los países que más ha impulsado el uso de blockchain, sobre todo en materia de registro de la propiedad.

El prototipo de red blockchain ganador busca generar un sistema de contrataciones basado en la utilización de esta tecnología y en el  Estándar de Adjudicaciones Abiertas del gobierno federal. Usa como base el sistema Ethereum y sirve para gestionar las licitaciones gubernamentales a través de contratos inteligentes, sin tener que hacer uso de una criptomoneda.

Para Yolanda Martínez, un problema que surge al intentar introducir una tecnología como el blockchain en un proceso administrativo del gobierno como son las contrataciones es que la regulación puede no adaptarse a la necesidades y requerimientos de una implementación de este tipo. Esta es la razón por la que, desde sus inicios, se estableció que el proyecto de blockchain sería un caso de uso que serviría para observar la manera en la que esta tecnología puede ser utilizada en un ámbito transversal a todo el gobierno, como son las contrataciones públicas.     

“El protocolo de blockchain utiliza una llave pública, una llave privada y un hash, que son los mismos mecanismos que la firma electrónica, la cual está regulada desde el 2012, por lo que es posible que no sea necesaria una nueva regulación al respecto”, dijo.

No obstante, para la coordinadora, sí es necesario generar un modelo de gobernanza que establezca los lineamientos sobre quiénes podrán formar parte de la red, lo que servirá para garantizar la estructura y el uso adecuado de la Red BlockchainHACKMX. 

Este proyecto de red blockchain pretende integrar las cinco etapas del proceso de contrataciones públicas gubernamentales: planeación, licitación, implementación, adjudicación y contratación y agregar una sexta fase de evaluación. Actualmente, el caso de uso del proyecto se encuentra en el desarrollo de los contratos inteligentes para la etapa de adjudicación y en el despliegue del aseguramiento de calidad para esta misma etapa.

Ya se han implementado los contratos inteligentes para las etapas de planeación, licitación e implementación, lo mismo que sus respectivos procesos de aseguramiento de calidad, y falta aun este mismo desarrollo para la etapa de contratación, así como las pruebas estáticas, dinámicas y funcionales que se llevarán a cabo a finales del mes de marzo.

Además, de acuerdo con la coordinadora, esta red blockchain cuenta ya con dos nodos: uno soportado por la infraestructura de Gob.mx, el sitio del gobierno mexicano, y otro en la Universidad de Virginia, Estados Unidos.

“Ya sea que se llame Compranet o plataforma de compras de Jalisco, el objetivo de este proyecto es probar que esta tecnología emergente sí nos puede permitir que algo tan básico como son las compras gubernamentales pueden ser perfectamente trazables en todos los niveles de gobierno”, dijo Yolanda Martínez Mancilla.

Los resultados de la implementación de este prototipo serán dados a conocer en abril próximo durante la celebración de Talent Land 2018, por los integrantes del equipo Asimov, el cual fue el equipo ganador del hackatón que la coordinación de la Estrategia Digital Nacional llevó a cabo en el marco de Campus Party 2017 y para el cual instituciones como el SAT, la SHCP, el Registro Nacional de Población y la Secretaría de Economía, propusieron diversos casos de uso que tuvieron que ver con la identidad digital, la firma electrónica o los certificados de garantía. 

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx