Apple Inc lanzó el martes el iPhone 12 con conectividad 5G, más rápida, que la compañía californiana espera que impulse una ola de mejoras y mantenga sus ventas en auge hasta el final del año.

La primera gama de teléfonos inteligentes con 5G de Apple se comercializarán en las próximas semanas a precios base que van desde los 699 dólares hasta los 1,099 dólares.

"Vamos a introducir 5G en toda nuestra línea de modelos de iPhone", anunció el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, en un evento de lanzamiento transmitido desde la sede de la compañía en California. "Hoy es el comienzo de una nueva era".

La última generación de conexiones inalámbricas ultrarrápidas era ansiosamente esperada por los mercados.

Un iPhone 12 mini con una pantalla de 5.4 pulgadas (13.7 centímetros) tendrá un precio inicial de 699 dólares.

En tanto, la versión "Pro" del iPhone 12 contará con tres cámaras, con un costo a partir de 999 dólares y un modelo "Pro Max" que se venderá con un precio a partir de 1,099 dólares y hasta 1,399 dólares.

iPhone 12. Foto: Reuters

Apple se suma así un año después a otros fabricantes de teléfonos móviles, incluidos los líderes Samsung y Huawei, que han lanzado teléfonos inteligentes que aprovechan la creciente presencia de 5G en todo el mundo, lo que podría abrir nuevos mercados y tecnologías.

Nuevo HomePod Mini

Apple también anunció un parlante inteligente HomePod Mini que vendrá en blanco y gris, costará 99 dólares y será enviado a partir del 16 de noviembre.

El altavoz inteligente  de tan sólo 8 centímetros de alto responde a los comandos de voz y reproduce música.

El nuevo HomePod ofrece características como permitir el uso por parte de múltiples usuarios en un hogar y el envío de información a sistemas en el automóvil. Por ejemplo, un usuario puede dar instrucciones para llegar a una tienda después de preguntarle al HomePod a qué hora cierra.

Muchas de las funciones sirven para ponerse al día con ofertas similares de Amazon.com Inc y Google de Alphabet Inc.

HomePod Mini.  Foto: Reuters

El evento anual de lanzamiento es casi un mes más tarde de lo normal y llega cuando la pandemia de coronavirus ha interrumpido la máquina bien engrasada de Apple para diseñar y producir su producto más vendido.

Los cuatro modelos de iPhone anunciados este martes 13 de octubre probarán si Apple puede mantener esa racha y montar una ola de entusiasmo de los consumidores en torno a las redes de datos inalámbricas 5G, cuyas variantes más rápidas superan varias veces las tasas de datos de sus predecesores.

Los dispositivos Android de Samsung Electronics Co Ltd y otros han presentado las nuevas capacidades de red durante meses, y los analistas dicen que los teléfonos 5G están impulsando cambios de dispositivos.

No obstante, Apple se encuentra en la delicada posición de tener que excitar a los consumidores con 5G sin que se sientan decepcionados. Para muchos de sus seguidores, será su primera experiencia con las redes 5G, que en Estados Unidos están a años de distancia de ofrecer dramáticos incrementos de velocidad para la mayoría de los consumidores.

Algunos analistas temen que Apple venda un coche deportivo de alta potencia mientras sus clientes siguen confinados en caminos campestres.

Las acciones de Apple cayeron un 2.7% el martes, después de haber subido un 6% el día anterior, lo que añadió 128,000 millones de dólares a su valor en el mercado de valores.

Apple en enero dejó de dar orientación financiera, citando la incertidumbre de la pandemia.

Pero a pesar de las olas de cierres de tiendas y prohibiciones de viajes que retrasaron el desarrollo del iPhone porque los ingenieros de Apple no pudieron cruzar el Pacífico hasta las fábricas chinas con tanta frecuencia, los resultados financieros han resistido en gran medida la pandemia.

El mes pasado, Apple lanzó nuevos modelos de relojes con sensores de oxígeno en la sangre y actualizó sus modelos de iPad, al mismo tiempo que lanzó un nuevo paquete de sus servicios de suscripción de pago llamado Apple One.

La compañía también se ha comprometido a introducir nuevas computadoras Mac antes de fin de año basadas en procesadores de su propio diseño en lugar de los de Intel Corp.

kg