Los abogados de Ross Ulbricht, señalado como el cérebro detrás de Silk Road, un sitio del llamado 'internet profundo' que permite comprar drogas y armas, intentaron el jueves convencer al jurado que su cliente no es la persona buscada.

Ulbricht, de 30 años, fue detenido en octubre de 2013 en San Francisco (oeste de Estados Unidos), acusado de haber dirigido "el mercado negro más grande y más sofisticado del crimen en internet", lo que le permitió amasar una fortuna de 18 millones de dólares, según la acusación.

Pero dos días después del inicio del proceso, sus abogados intentaron convencer al jurado que Ulbricht no es el creador de Silk Road, durante el interrogatorio al primer testigo un agente del departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos.

Según los abogados, el verdadero creador del sitio del sitio es Mark Karpeles, que estaba al frente de la sociedad de intercambio de moneda virtual bitcoin MtGox.

El testigo dijo que durante mucho tiempo se sospechó que Karpeles era el cerebro detrás de Silk Road y que en agosto de 2013 pidió una orden para acceder a las cuentas de correo electrónico de éste.

Silk Road es un sitio del llamado 'internet oculto', el nombre que se da a una serie de páginas creadas deliberadamente para evadir su clasificación por los buscadores de internet como Google, Bing o Yahoo.

Por su intermedio, los internautas podían adquirir heroína, cocaína, LSD o metanfetaminas, así como programas y herramientas informáticas para cometer cibercrímenes.

El juicio que comenzó el martes presidido por la jueza Katherine Forrest debería extenderse entre cuatro y seis semanas, precisaron fuentes judiciales.

Ulbricht se declaró inocente de los siete cargos presentados en su contra, entre ellos los de lavado de dinero obtenido ilicitamente y narcotráfico, que podrían significarle un condena a cadena perpetua.

La familia y los amigos del acusado, convencidos de su inocencia, recaudaron cerca de 340,000 dólares para financiar la defensa del acusado a través del sitio "Free Ross" (Liberen a Ross).

Por su parte Karpeles nacido en Francia y quien vive en Japón desde donde se ha negado a viajar a Estados Unidos para ser interrogado sobre el colapso de MtGox en 2014, rechazó tener algo que ver con Silk Road en una entrevista concedida a The Daily Beast llevada a cabo por periodistas con sede en Tokio.

Karpeles reconoció ser dueño de un servicios de alojamiento utilizados por parte de la red pero rechazo dar cualquier información adicional.

"Parte de la red Silk Road (silkroadmarket.org), estaba usando un servicio de alojamiento que todavía poseo para uno de mis clientes. No puedo revelar su nombre por obvias razones", dijo a la página web.

"No tengo nada que ver con la Silk Road y no apruebo lo que ha estado sucediendo allí. Yo creo que Bitcoin (y su tecnología subyacente) no tiene la intención de ayudar a las personas a evadir la ley, su propósito es mejorar la forma de vida de todos, ofreciendo posibilidades nunca antes pensadas".

erp