El banco suizo UBS elevó en más de 400 millones de dólares sus provisiones para afrontar multas vinculadas a ventas irregulares de activos respaldados por hipotecas, situándolas en 1,405 millones de dólares, al tiempo que reportó un aumento de 11% en sus ganancias del tercer trimestre antes de impuestos.

En su reporte trimestral de resultados, la entidad bancaria entregó detalles sobre el monto de sus provisiones para litigios tras conocerse el mes pasado que el Departamento de Justicia de Estados Unidos exigió una multa de 14,000 millones de dólares contra Deutsche Bank en una investigación similar.

La cifra fue mucho más allá de lo previsto por analistas y provocó temores de que UBS, el mayor administrador de riqueza del mundo, también pueda enfrentar una multa elevada.

La ganancia de UBS antes de impuestos en los tres meses previos a septiembre subió 11% de un año a otro, a 877 millones de francos suizos (883 millones de dólares), más que lo proyectado por los mercados, gracias a un sólido negocio en el mercado doméstico y recortes de costos.

No obstante, UBS mantuvo su panorama pesimista ante tasas de interés negativas en Suiza, una actividad cautelosa de los clientes e incertidumbre económica.

Es improbable que estas condiciones cambien en el futuro previsible , comentó UBS en un comunicado.

Por otro lado, el banco suizo informó que obtuvo un beneficio neto atribuido a 2,368 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que representa un retroceso de 51% respecto del mismo periodo del 2015.

Los ingresos operativos del UBS entre enero y septiembre sumaron un total de 19,609 millones de euros.