Las medidas que implementó la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) para evitar que los trabajadores que ahorran para su pensión se cambien a una afore con menores rendimientos han dado resultados.

Prueba de ello es que, en el 2015, los cambios de cuentas a afores que ofrecen menores rendimientos conocidos como traspasos negativos disminuyeron 36%, pasando de 1 millón 364,552 traspasos registrados en el 2014 a 874,656 traspasos en el 2015.

De esta manera, Afore Azteca fue la que redujo más su nivel de traspasos en 69.44%, pues en el 2014 registró traspasos de 399,000 cuentas y en el 2015 fueron por 121,900 cuentas.

También Inbursa, que se ubica como la afore con los rendimientos más bajos en los cuatro fondos del SAR, registró una disminución de traspasos de 55.88%, pasando de 163,300 en el 2014 a 71,900 en el 2015.

En la misma situación se encuentra Coppel, que registró una disminución de 36.75%, dado que al cierre del 2014 obtuvo traspasos de 354,000 cuentas; mientras que para el 2015 fueron 223,900 cuentas de trabajadores.

En contraste, las afores que otorgan mejores rendimientos incrementaron el número de cuentas recibidas. Tal es el caso de Banamex, que registró un incremento de 45%; en el 2014 obtuvo 207,200 cuentas y para el 2015 fueron 300,600 cuentas de trabajadores.

En su menor nivel desde el 2011

La Consar destacó que, en total, entre las 11 afores que integran el mercado se registraron 1 millón 822,200 traspasos; lo que significó una reducción de 25.5% respecto del 2014, su nivel más bajo desde el 2011.

De este total, 52% de los traspasos fueron positivos; un avance de 8 puntos porcentuales respecto del 2014, cuando representaron 44 por ciento. Mientras que 48% fueron traspasos negativos, una reducción de ocho puntos; en el 2014, representaban 56 por ciento.

El monto de recursos que se transfirieron por concepto de traspasos fue de 243,698 millones de pesos, lo que representa una disminución de 24.3% respecto del año anterior.

Del universo total de traspasos, 56.3% lo llevaron a cabo trabajadores de la Generación de Transición, es decir, aquellos que ya cotizaban al IMSS antes del 1 de julio de 1997 y que muy probablemente no se pensionarán con lo ahorrado en su afore.

El resto de los traspasos, 43.7% lo realizaron trabajadores Generación Afore, que son aquellos que se retirarán bajo las condiciones de la nueva Ley del Seguro Social, que entró en vigor en 1997.

Los jóvenes, los que más se cambian

Los trabajadores más jóvenes, que se ubican en la siefore cuatro, son los que más se cambiaron de afore, ya que representaron 39.6% de los cambios totales en los traspasos registrados del 2015.

De los cambios de cuenta de afore, 30.1% fueron registrados por los trabajadores que se ubican en la siefore tres; mientras que 27.5% fueron trabajadores de la siefore dos, y 2.8% fue de los trabajadores que están a punto de jubilarse y que están registrados en la siefore uno.

Entre las medidas que implementó la Consar para mejorar la situación de los traspasos negativos fue la remodelación de la emisión de la Constancia para Traspaso, la cual permite que el trabajador tenga más información sobre la afore a la que se cambiará; dicho documento deberá contar con firma del agente y del trabajador para mayor prueba.

También, la recertificación de cuentas individuales de afore, que permite a los ahorradores confirmar su deseo de permanecer en la afore actual y orientar los esfuerzos comerciales de las administradoras a mejorar la atención a los trabajadores.