En caso de encontrar alguna falta a la normatividad vigente, tras la falla en BBVA México del pasado 12 de septiembre que dejó sin servicios durante horas a sus clientes, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) impondrá las sanciones correspondientes.

El órgano regulador detalló este miércoles que, de conformidad con la norma aplicable, BBVA enviará dentro de los 15 días hábiles posteriores a la interrupción, un informe que incluirá un análisis de las causas que la motivaron, así como la afectación causada en términos cualitativos y cuantitativos.

De esta forma, agregó, se contará con mayor información el próximo 5 de octubre para conocer el diagnóstico de la falla. “En caso de encontrar alguna falta a la normatividad vigente, la CNBV impondrá las sanciones correspondientes”, resaltó.

La comisión destacó que en tanto se realiza el análisis e investigación, se han llevado a cabo diversas reuniones con BBVA, con el fin de conocer las acciones implementadas posterior a la falla registrada. 

Explicó que, conforme a las disposiciones, las instituciones tienen la responsabilidad de implementar el Sistema de Control Interno en materia de seguridad de la información y continuidad de negocio, para garantizar la disponibilidad, confidencialidad e integridad de la información de los clientes.

Lo anterior implica que sean efectivamente probados los procesos, funcionalidades y configuraciones, incluyendo su metodología de desarrollo o adquisición, así como el registro de sus cambios y actualizaciones”, expuso.

La CNBV añadió que, en este caso, ha mantenido comunicación y monitoreo constante con BBVA, desde que este informó las acciones correspondientes para el restablecimiento de sus servicios, y que, de acuerdo con la entidad, se han recibido alrededor de 80,000 reclamaciones relacionadas con la contingencia del pasado 12 de septiembre, a través de su centro de contacto a clientes. 

Seguimiento puntual 

El organismo supervisor del sistema financiero, recordó que tuvo conocimiento de manera oportuna de la contingencia operativa de BBVA México, y dio seguimiento puntual hasta el restablecimiento de los servicios afectados.

“La supervisión por parte de la CNBV a esta entidad se realiza en su calidad de institución de crédito, así como participante en las redes de medios de disposición para operaciones con tarjeta”, refirió. 

Mencionó que, de acuerdo con la normativa aplicable, la Circular Única de Bancos, los bancos deben informar a la CNBV sobre las contingencias operativas que impliquen interrupciones con una duración mayor de 60 minutos y afecten la infraestructura tecnológica de canales de atención al público, como las sucursales y la banca electrónica, o bien cuando activen sus Planes de Continuidad de Negocio. 

Asimismo, abundó, la normativa contempla interrupciones o fallas asociadas a otros escenarios no relacionados con infraestructura tecnológica como lo son terremotos, inundaciones y fallas de energía eléctrica, entre otros.

Fue error interno

En su momento, BBVA México informó que la falla del pasado domingo 12 de septiembre, que inició en la madrugada y terminó hasta la noche de ese día, se debió a un error interno al momento de la actualización de su software.

Asimismo, ofreció disculpas a los clientes y usuarios por las afectaciones causadas, y afirmó que tanto sus sistemas como los datos estuvieron seguros. El pasado domingo otorgó algunos beneficios a sus clientes a manera de recompensa por la falla.

El banco más grande

Dará información

El banco enviará dentro de los 15 días hábiles posteriores a la interrupción, un informe que incluirá un análisis de las causas que la motivaron, así como la afectación causada.

Más clientes

BBVA México cuenta con más de 24 millones de clientes en el país.

eduardo.juarez@eleconomista.mx