Debido al freno que causó la emergencia del coronavirus Covid-19 en algunas industrias, que a su vez impactó en la operación de instituciones financieras, ahora es cuestión de tiempo para esperar la reactivación gradual, por lo que la sociedad financiera de objeto múltiple (sofomSerfimex ya planea cómo incidir en la reapertura de ciertos sectores, tales como el restaurantero y el de fitness.

En entrevista, José Achar, director de Serfimex, explicó que, a diferencia de otras instituciones, que han cerrado la llave de crédito para estos segmentos, esta sofom ha puesto a disposición de sus clientes, principalmente los que están consolidados en estas industrias, líneas de financiamiento y opciones de arrendamiento para apoyarlos en la reactivación de sus actividades.

Entendiendo que los grupos que tenemos en nuestra cartera son muy sólidos, sabemos que de alguna manera van a salir adelante, por lo que ahora el juego se llama tiempo… estamos buscando cómo apoyarlos para que realicen inversiones y modifiquen la manera en que van a trabajar”, declaró Achar.

Según el directivo de la sofom, cuando las empresas de la industria fintess y restaurantera comiencen a operar, éstas tendrán que cumplir con ciertos protocolos de sanidad por lo que es previsible que requieran capital para hacer las adecuaciones necesarias en sus instalaciones según lo establecido por la autoridad sanitaria.

“Estamos apoyando a nuestros clientes a realizar inversiones para modificar la manera en que van a empezar a trabajar… van a tener que invertir mucho dinero para poder reabrir y ganar la confianza del consumidor y es ahí donde estamos para apoyarlos”, apuntó Achar.

Impacto

La sofom ha recabado datos, con base en cifras de asociaciones y cámaras empresariales, del impacto del Covid-19 en estos dos segmentos: tan sólo en la industria de gimnasios, el cierre temporal de estos espacios ha causado alrededor de 6,000 millones de pesos en pérdidas, mientras que en la industria restaurantera se calcula el cierre de 30,000 negocios de forma definitiva.

En este contexto, Achar comentó que desde que inició la contingencia han lanzado un programa de apoyo a sus clientes, que consiste prácticamente en el diferimiento de pagos de los créditos, así como en los pagos mensuales de arrendamiento.

El directivo de Serfimex indicó que, si bien el riesgo de impago puede acentuarse por la contingencia, una de las ventajas es su atención a grupos sólidos que han demostrado buen comportamiento aun en momentos económicos complicados.

“Obviamente existe el riesgo, pero de eso se trata el negocio, con ese tipo de clientes son marcas muy conocidas a nivel nacional e internacional, son negocios que van a salir adelante y es cuestión de tiempo”, remarcó Achar.

Asimismo, comentó que los programas de apoyo que ha ofrecido la sofom están en línea con los esquemas que les han aplicado sus fondeadores, que particularmente son bancos, tanto privados como de desarrollo.

Achar explicó que una parte importante para la reactivación del país es que continúe la tendencia a la baja de las tasas de interés, pues así habrá más disponibilidad de crédito barato que apoyará de manera más rápida la recuperación del país.