Societe Generale, el segundo mayor banco de Francia que cotiza en bolsa, anunció el lunes cambios en la cúpula de su banca corporativa y de inversión, más la fusión de varias divisiones, para ahorrar costos en un difícil entorno de negocios.

El banco se encuentra en medio del plan del presidente ejecutivo Frederic Oudea para recortar empleos y ordenar sus cifras, en un momento en que los bancos de inversión se ponen en forma ante los duros requerimientos de capital diseñados por los reguladores para reducir el nivel de riesgo del sistema.

Varios banqueros se han sumado al comité ejecutivo, como Richard Paolantonacci, que encabeza la nueva unidad de manejo de la hoja de balances. También se incorporan como director de finanzas Vincent Mortier.

SocGen dijo también que estaba reagrupando el sector de emisión en mercados accionario, el de asesoramiento de fusiones y adquisiciones y el dedicado a cliente bajo dos líneas de negocios: Finanzas Corporativas e Instituciones Financieras.

El banco está detectando oportunidades de asesoramiento en momentos en que el dañado sector financiero está preservando el capital y prestando menos.

SocGen está buscando asimismo centrarse en recursos energéticos y naturales, donde se considera competitivo gracias al equipo de derivados de materias primas y a su exposición a Rusia. Está creando tres líneas de negocios - recursos naturales, financiamiento y mercados de capital - dentro de su unidad de Finanzas Globales.

El anuncio se produce en momentos en que Credit Suisse de Suiza se encuentra reestructurando la gerencia del banco de inversión con Jim Amine como único jefe global de la unidad.

Fuentes dijeron también a Reuters que Deutsche Bank de Alemania daría a la banca de inversión y mercados emergentes una mayor importancia a través de cambios gerenciales.

Los títulos de SocGen bajaron el lunes un 0,16 por ciento, a 21,93 euros. Las acciones acumulan sin embargo un alza en lo que va del año, impulsadas por las inéditas inyecciones de dinero barato del Banco Central Europeo.