El Sindicato Único de Trabajadores de Nacional Financiera rechazó la regionalización de la Banca de Desarrollo y Fomento en México, a través de la cual se pretende reducir de 32 a cinco las oficinas estatales.

En rueda de prensa, la dirigente sindical, María Luisa Velázquez, informó que el 2 de junio el director de Nafinsa, Héctor Rangel Domene, informó sobre esta decisión del Consejo de Administración, mediante la cual 70 trabajadores serían despedidos.

Señaló que con la regionalización sólo dejarán en operación las oficinas estatales de Hermosillo, Sonora; Monterrey, Nuevo León; Guadalajara, Jalisco; la ciudad de México, y Mérida, Yucatán, con la consecuente desaparición de las 27 restantes.

A su vez, el diputado federal, Francisco Hernández Juárez, indicó que las bancadas del PRI y del PRD presentará un punto de acuerdo para citar a comparecer a Rangel Domene, e impulsarán una iniciativa para promover el desarrollo y crecimiento de la banca de primer piso en el país.

RDS