Luego de que se diera a conocer que presuntamente el gobierno de Coahuila invirtió 150 millones de pesos en Ficrea, entidad financiera que defraudó a más de 6,000 personas, el síndico que lleva el concurso mercantil de esta empresa, Javier Navarro-Velasco, indicó que no se tiene indicio de que estos recursos hayan sido depositados en las cuentas de la organización que operaba como sociedad financiera popular (sofipo).

En entrevista, Navarro-Velasco acotó que el Tribunal Superior de Coahuila es el único organismo público de aquel estado reconocido como acreedor dentro del actual concurso mercantil de Ficrea, pues invirtió 125 millones 552,442 pesos en ella, la cual daba atractivos retornos de inversión.

Sí hay un reconocimiento para el estado de Coahuila respecto a su Poder Judicial. Y respecto a los 150 millones de pesos que supuestamente invirtió la tesorería del estado de Coahuila en Ficrea, no existió una reclamación (que acredite el adeudo) ni tampoco hay un reconocimiento de dicha deuda , aclaró Navarro-Velasco.

De acuerdo con información de un medio de comunicación luego de que se diera a conocer el fraude de Ficrea , el gobierno del estado, a cargo de Rubén Moreira, reclamó alrededor de 158 millones de pesos que supuestamente fueron depositados en esta sofipo; sin embargo, en su momento la interventoría gerencial de esta empresa, que encabezó Federico López Cárdenas, indicó que no se tenía registro de dichos recursos.

Al respecto, el síndico que en la actualidad lleva el concurso mercantil de Ficrea, comentó que nadie del gobierno del estado lo ha contactado para aclarar dicha situación: Nunca he tenido contacto con nadie del gobierno de Coahuila, ni he visto documentos. Sé que requirieron al interventor la devolución de 150 millones de pesos más 8 millones de pesos de intereses cuando comenzó el problema. Sé que al interventor se le requirió pero no hubo ningún pago ni nada .

Lo que sí es una realidad es que involucran a Ficrea, cuando Ficrea no recibió ningún dinero del gobierno del estado directamente, por lo menos Ficrea no tiene la obligación de responder por ese problema , agregó.

Navarro-Velasco precisó que la reclamación que en su momento hizo el gobierno de Coahuila a la interventoría gerencial de Ficrea no tuvo ningún éxito porque se comprobó que el dinero llegó a cuentas que no eran propiedad de esta empresa.

En el caso del gobierno de Coahuila, su reclamación no tuvo ningún éxito porque el dinero llegó a otras cuentas que no eran propiedad de Ficrea por lo tanto al no tener ninguna situación que acreditara que ese dinero había entrado a las cuentas de Ficrea, pues lógicamente no se podía reconocer , opinó.

Se le pasó el momento

El síndico del concurso mercantil refirió que en la actualidad el gobierno del estado de Coahuila ya no tiene posibilidades de ser considerado como acreedor de Ficrea dentro de este proceso, debido a que desde el 2016 vencieron los plazos para apelar la lista de acreedores definitiva, mismos que comprobaron en su momento sus inversiones en esta empresa.

Conforme a la ley ya venció el plazo, en todos los términos, para que el gobierno de Coahuila pudiera presentar su reclamación de reconocimiento, (y si lo hacen) ya estaría fuera de término para hacerlo , comentó.

Cabe destacar que dentro de la lista de acreedores de Ficrea, además de los defraudados, existen organismos públicos que depositaron recursos en esta entidad como los tribunales de justicia de Coahuila y la Ciudad de México, operaciones que han sido cuestionadas porque esta entidad no tenía el aval de captar recursos públicos.

Fue decisión de los organismos públicos de invertir en Ficrea, algunos lo hicieron a través de fideicomisos, otros a través de operaciones directas, y a quien le corresponde sancionar esas acciones es a los organismos de contraloría interna, por mi parte tengo la obligación de reconocer los créditos a quien haya depositado en Ficrea , añadió.