Acapulco, Gro. Aunque muchas sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) en la actualidad no son reguladas, es decir, que no son supervisadas en materia prudencial por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), estar sujetas a este tipo de supervisión tiene sus ventajas e incluso enfrentarían de mejor manera tiempos de crisis, indicó el presidente de este organismo regulatorio, Jaime González Aguadé.

Durante su participación en el Congreso de la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas, González Aguadé recordó que si bien todas las sofomes en el país están supervisadas por la CNBV en materia de prevención de lavado de dinero, sólo una pequeña parte está sujeta a la supervisión prudencial, misma que tiene sus ventajas como, por ejemplo, acceder a mejores fuentes de fondeo.

Creo que la principal ventaja (que tendrían las sofomes) de estar reguladas (...) es tener una operación más eficiente, estar mejor preparadas para épocas de crisis, mitigar algunos riesgos, garantizar mayor transparencia hacia el público inversionista (para aquellas que participan en el mercado de valores), acceder a más y mejores fuentes de fondeo y colocar deuda a menores costos , acotó el funcionario.

González Aguadé precisó que, antes de la reforma financiera, sólo se consideraban sofomes reguladas a las que tenían algún vínculo patrimonial con un banco; sin embargo, después de la entrada en vigor de este marco, pasaron a ser reguladas también aquellas que tenían vínculos con financieras populares, cooperativas de ahorro y préstamo o uniones de crédito, así como a las que participan en el mercado de valores, y se abrió la oportunidad para que estas instituciones se regularan voluntariamente.

Antes de la reforma financiera sólo supervisábamos (prudencialmente) a 31 sofomes, que eran las que estaban vinculadas a los bancos (...) Al cierre del 2016, las sofomes reguladas eran 50 entidades, las cuales concentran 732,000 millones de pesos en activos. Es decir, a partir de la reforma financiera pasamos a supervisar de 31 a 50 , comentó.

Regular a una sofom en materia prudencial , dijo, significa que la CNBV le solicite ciertos niveles de capitalización, criterios contables y que su calificación de cartera esté bien sustentada, entre otras cosas.

Asimismo, el presidente de la CNBV detalló la importancia de que este tipo de intermediarios cumplan con las medidas de prevención de lavado de dinero, como por ejemplo, certificar a su oficial de cumplimiento en beneficio no sólo de la entidad, sino de todo el sistema financiero.

Una parte importante el sistema financiero es la percepción sobre la vulnerabilidad que tiene el sector en relación con el lavado de dinero (...) actualmente existen 955 oficiales de cumplimiento certificados, 473 son de sofomes , añadió.

La segunda en operar

Se espera que pronto se dé la concesión a una nueva Bolsa

Se prevé que en los próximos meses la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) otorgue la concesión a una nueva Bolsa de valores en México para convertirse en la segunda en el país, indicó Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

González Aguadé comentó que en la dependencia a su cargo se trabaja para adecuar el marco normativo a la operación de una segunda Bolsa de valores, por lo que en los próximos días se anunciarían modificaciones a la regulación que se aplica a las casas de Bolsa y así se establezcan las reglas para operar en dos bolsas.

(Se trabaja) en un nuevo marco para el mercado de capitales para (adecuarlo) a la existencia de una segunda Bolsa de valores, en la cual venimos trabajando. La verdad no ha sido sencillo porque toda la regulación que existe habla de una sola Bolsa de valores , precisó.

En los próximos días se emitirá una parte importante de la regulación que es para casas de Bolsa (...) y por otra parte esperamos que a finales de mes se otorgue la concesión a una segunda Bolsa de valores , agregó. (Fernando Gutiérrez)