Autoridades y supervisores que integran al Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF) advirtieron que revisarán anualmente el perímetro de la regulación aplicable a las entidades que realizan operaciones similares a la banca, y lo ajustarán en caso necesario.

De esta manera, se reducirán los posibles riesgos de operación de transacciones financieras no bancarias, en línea con los acuerdos asumidos en el seno del consejo del Financial Stability Board.

Informaron que por el momento dichas actividades no constituyen un riesgo para la estabilidad del sistema financiero, pero consideran que “es importante continuar vigilando su evolución y las posibles interconexiones con el sistema financiero”.

Tras participar en la trigesimosexta sesión ordinaria, la segunda presidida por el secretario Carlos Urzúa, advirtieron que en esta focalización hacia estas entidades “es del interés de las autoridades financieras permitir el uso de tecnologías innovadoras que pudieran generar un beneficio desde la perspectiva de eficiencia o funcionalidad”.

En el comunicado, refirieron que las instituciones que realizan intermediación financiera no bancaria son las que realizan operaciones similares a las de la banca, pero con una regulación y supervisión distinta.

Por otro lado, destaca la conveniencia de mantener una sana distancia entre el sector financiero regulado y los activos virtuales, ante los riesgos que la operación con éstos pudiera conllevar para los usuarios, las instituciones que operen con ellos y el sistema financiero en general.

El aviso es relevante en el contexto del anuncio que hizo esta semana el gigante tecnológico Facebook sobre la criptomoneda que lanzarán a partir del año entrante, donde México y Filipinas son mención específica para operar.

De acuerdo con el whitepaper o guía que ayudará al usuario a entender en qué consistirá este activo, Facebook plantea el intercambio de su criptomoneda por dinero. Explican que los usuarios de la red social podrán operar desde su cuenta de Facebook o desde WhatsApp y que también podrán utilizar el servicio como una app independiente.

Tras el anuncio, donde aseguran que este servicio “será tan fácil de usar como enviar mensajes de texto”, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que “podrá tener casos de uso genuino si puede cumplir con las exigencias regulatorias”.

Aquí en México, funcionarios del sistema financiero mexicano advirtieron que la regulación de instituciones de tecnología financiera abarca la provisión de servicios financieros a través de medios tecnológicos masivos. Pero la clave está precisamente en el término “registro de servicios financieros”.

Esto significa que los pagos electrónicos, financiamiento colectivo y activos virtuales operarán bajo el ordenamiento jurídico, siempre que una de las partes esté identificada y autorizada su operación ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Si la operación del activo que planea lanzar Facebook es sólo entre particulares, no se requiere observación ni supervisión de autoridades financieras.

El marco regulatorio para la operación de este tipo de empresas es motivo de preocupación entre banqueros centrales. El Banco de Pagos Internacionales divulgará en tres días un análisis extenso sobre los jugadores big tech, Google, Amazon, Facebook y Apple, en servicios financieros.