Con la reforma planteada por el presidente Andrés Manuel López Obrador a la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), este organismo tendrá un mayor impacto para reducir el déficit habitacional del país, que actualmente es de 9.4 millones de acciones habitacionales, informó su director general, Carlos Martínez Velázquez.

En una reunión virtual con miembros de la Asociación Nacional de Abogados de Empresas (ANADE), Martínez Velázquez explicó que actualmente siete de cada 10 acciones de vivienda que se requieren en el país son para ampliación y mejoramiento y el resto para adquisición, por lo que la iniciativa de reforma, actualmente en análisis en el Congreso de la Unión, entiende dicha necesidad.

“Hay 9.4 millones de acciones de vivienda que le faltan al país, es el déficit de vivienda, y de esos 9.4 millones de acciones 70% es para ampliación y mejora de vivienda y 30% para sustituciones o adquisición de vivienda nueva. Esta reforma entiende cuáles son las necesidades”, detalló Martínez Velázquez.

El director de la hipotecaria del Estado, recordó que la propuesta del Ejecutivo tiene la intención de darle más libertad al derechohabiente de decidir en qué usar su crédito otorgado por esta institución y, además, poder quitar intermediarios en el proceso de la entrega del recurso.

“Se propone incluir en el artículo 42 de la ley del Infonavit, como uno de los destinos del crédito la posibilidad de adquirir suelo destinado a casa habitación. Ya con eso, se le da la posibilidad al trabajador de que, si no le gusta nada en el mercado, iniciar su vivienda desde cero y seguir teniendo el crédito para seguir construyendo la vivienda”, apuntó el funcionario.

No se prohíbe cofinanciamiento

El gremio bancario se encuentra preocupado por uno de los puntos de la iniciativa, el cual pretende eliminar el término “coparticipación” como condicionante para que el Infonavit pueda otorgar segundos créditos. En este sentido, la Asociación de Bancos de México pidió que esto no pueda ser interpretado como una prohibición al Infonavit de poder implementar esquemas de coparticipación con la banca.

Ante ello, Martínez Velázquez apuntó que la reforma no prohibiría el cofinanciamiento, sino que sólo le quita la restricción al Infonavit de poder dar créditos subsecuentes de sus recursos, cuando esto actualmente tiene que hacerse en complemento con la banca.

“Hace algunos años, el Infonavit no tenía la solidez financiera, ni la solvencia necesaria para dar créditos hacia adelante (segundos créditos) ... Con la reforma, no se prohíbe el cofinanciamiento, es un mito, pero le quita la restricción del Infonavit y mientras así convenga al fondo y a la sustentabilidad del fondo a largo plazo, podrá dar los créditos subsecuentes que el trabajador requiera siempre”, acotó.

Otro de los puntos que el director del organismo presentó, fue el de reconocer a los trabajadores que no tienen una cuenta activa, pero que alguna vez la tuvieron, de poder usar su recurso ahorrados en el organismo para poder acceder a un crédito a la vivienda, ya sea con la hipotecaria o con otra institución financiera.

“Hoy hay 63 millones de cuentas que administra el Infonavit y más o menos 20 millones están en activo, y con la reforma, esas cuentas que no están activas, con las reglas de salida, se podrán utilizar para acceder al dinero de su subcuenta para un crédito a la vivienda”, comentó el funcionario.

Ayer, Martínez Velázquez sostuvo una reunión con algunos integrantes de la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados para poder explicar la ventaja de la iniciativa de reforma propuesta por el presidente, la cual podría beneficiar a cerca de 500,000 derechohabientes afiliados al organismo.

Los seis puntos medulares de la iniciativa de reforma:

  1. Ampliar las posibilidades del destino del crédito Infonavit.
  2. Se prevé la autoproducción como posibilidad del destino del crédito.
  3. Se crearía una línea de crédito para refinanciamiento de créditos contratados con otras instituciones.
  4. Entregar de manera directa y sin intermediario el recurso del crédito.
  5. Se posibilita que los trabajadores accedan a un número ilimitado de créditos con el instituto.
  6. Se reconoce el derecho de trabajadores sin una relación laboral activa, de usar su subcuenta de vivienda.

Fuente: Infonavit.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx