Hong Kong.- Royal Bank of Scotland cerrará sus unidades del mercado de acciones y finanzas corporativas en Corea del Sur y otros negocios en Indonesia, Corea y Singapur, con lo que avanza su plan para reducir su alicaída banca de inversión.

La decisión echa luz sobre el reciente acuerdo entre la firma británica y CIMB Group Holdings Bhd para vender activos asiáticos. El segundo mayor banco malayo apunta a los negocios de RBS en Hong Kong, India y Australia para impulsar su presencia en banca de inversión en Asia.

El plan está en línea con las ambiciones del presidente ejecutivo, Nazir Razak, que quiere convertir a CIMB en una firma líder en servicios financieros en Asia.

En los últimos años, CIMB ha incrementado significativamente su presencia en el sudeste asiático mediante adquisiciones de activos de bancos y de corredurías en Indonesia, Singapur y Tailandia.

CIMB dijo a comienzos de mes que había iniciado negociaciones exclusivas con RBS para adquirir parte de sus negocios de valores y de banca de inversión en Asia Pacífico.

"La idea principal detrás de las adquisiciones es que CIMB asegure una presencia más allá de ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático)", dijo Chris Eng, jefe de investigación de la correduría malaya OSK.

"Los principales mercados en los que se beneficiarán (...) son lugares que no tienen, como Hong Kong, Australia y el noreste de Asia", agregó.

Una portavoz de RBS dijo que 70 empleados se verán afectados por el cierre de las unidades y que el banco británico trabajaría estrechamente con CIMB para cerrar el acuerdo de las otras unidades asiáticas.

"Por motivos comerciales, hemos acordado con CIMB que los negocios de valores al contado, mercados de acciones y de financiamiento corporativo en Corea y de valores al contado en Indonesia y Singapur finalmente no serán transferidos como parte de la venta", dijo RBS.

"Por tanto hemos tomado la decisión de iniciar los pasos para cerrar esos negocios a partir de hoy", concluyó.

APR