La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) impuso multas por más de 3 millones de pesos a casas de empeño en el último año, como resultado de 1,330 visitas de verificación a ese tipo de negocios.

El organismo advierte que con las recientes reformas a Ley Federal de Protección al Consumidor se endurecerán las sanciones a quienes no cumplan con las disposiciones.

Como parte del Programa Nacional Permanente de Verificación y Vigilancia a Casas de Empeño, en 2012 y lo que va del presente año, la Profeco emplazó a procedimiento administrativo a 309 de los negocios supervisados por incurrir en diversas irregularidades.

Entre las anomalías, detectó que las casas de empeño sancionadas no operaban con contratos de adhesión registrados ante el organismo y no ofrecían información clara del plazo máximo para el desempeño, del monto de préstamo en letra, la fecha límite de finiquito o el porcentaje, ni entregaban facturas.

Tampoco ofrecían porcentaje del préstamo conforme al avalúo de la prenda, no especificaban el tipo de prendas aceptadas, ni el plazo de pago y requisitos para su desempeño, gastos de almacenaje o las condiciones de venta de la prenda.

Como consecuencia de estas infracciones a la Ley Federal de Protección al Consumidor, se aplicaron multas por un total de 3 millones 33,685 pesos.

Además se colocaron sellos de advertencia en diversos negocios y se verificaron medio millón de básculas para corroborar que estuvieran debidamente calibradas.

Ante ello, el titular de la Profeco, Humberto Benítez Treviño, ratificó el compromiso del organismo para el estricto cumplimiento a las reformas hechas recientemente a la Ley Federal de Protección al Consumidor en materia de casas de empeño.

Tales cambios obligan a transparentar sus operaciones y cumplir con las nuevas disposiciones en un plazo no mayor a 180 días naturales.

MFH