La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) planteará al equipo de transición de Enrique Peña Nieto la necesidad de cambiar la regulación para que la Comisión haga públicas las sanciones que aplica a los bancos antes de que estén en firme, así como la autonomía de las entidades supervisoras financieras, informó el presidente del órgano regulador, Guillermo Babatz.

Será uno de los puntos que trataremos cuando nos reunamos con el equipo de transición, ya que es una necesidad que se nos ha planteado como autoridad, incluso por organismos internacionales , dijo el Presidente de la CNBV.

Durante la presentación de la alianza entre Banamex y BaraRed, reveló que se analizan sanciones a dos bancos por operaciones irregulares actualmente. Aclaró que esto no significa que se trate de operaciones de lavado de dinero, como fue el caso de HSBC México.

Abundó que, entre los temas pendientes estructurales del sistema financiero, está la autonomía de las entidades supervisoras y dentro de esta autonomía, la capacidad de revelar el resultado de las investigaciones y las sanciones impuestas con oportunidad.

Es una recomendación que se le ha hecho de manera reiterada a México, en particular, la OCDE, el FMI y el Banco Mundial, sobre la autonomía de los órganos supervisores , recordó Babatz.

En el proceso de sanción a la filial mexicana de HSBC por operaciones no detectadas y reportadas a tiempo de lavado de dinero, la CNBV estuvo imposibilitada de hacer público el monto de la sanción, pues la normatividad actual le exige hacerlo hasta que la multa se aplique en firme.

ehuerfano@eleconomista.com.mx