A pesar de que los bancos pequeños de capital nacional están solicitando a las autoridades financieras que se elimine del proyecto de ley de Basilea III, la obligación de cotizar para que sus obligaciones subordinadas cuenten como capital, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) no está dispuesta a ceder en ello.

De este modo, la autoridad bancaria está dispuesta a alargar el plazo para poner en marcha las reglas de Basilea III, mientras que lo demás quedará tal cual en la redacción original que está en la Cofemer.

De acuerdo con el proyecto de ley que está en la Cofemer, las reglas para fortalecer el nivel de capitalización de los bancos de Basilea III entrarían en vigor el próximo 30 de septiembre para todo el sector.

Estamos analizando que las reglas entren en vigor a más tardar en enero del 2013, pero no más allá de ese plazo; lo demás no sufrirá ninguna modificación sustancial , dijo Guillermo Babatz, presidente de la CNBV.

Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), mencionó que el gremio está solicitando que se modifique la entrada para que los bancos puedan prepararse tanto en sus operaciones como en sus reportes.

No es un cambio transcendental, sólo pedimos que entre el 1 de enero del 2013, ya que tenemos que prepararnos , aseguró el directivo.

Sin embargo, la Unión Nacional de Instituciones Financieras Mexicanas (Unifim), que también representa a los bancos de capital nacional, solicitó que se eliminará de la normatividad la obligatoriedad de cotizar sus acciones en la Bolsa, si es que desean que se contabilicen las obligaciones subordinadas como capital.

De mantenerse esta disposición, propuesta por la autoridad, significaría dar un trato discriminatorio a las instituciones, bien por su modelo de negocio y/o por la complejidad que representa para muchas de ellas el requisito solicitado , aseguró la Unifim en un documento enviado a la Cofemer.

Sin embargo, Guillermo Babatz mencionó que se tomaron en cuenta todos los comentarios de los privados, sin embargo, su función es darle más certeza y fortaleza al sector financiero mexicano.