Los cambios a la reforma financiera no han sido suficientes. México sigue presentando bajos índices de penetración bancaria, situación que no se revertirá este año, advirtió Ricardo Delfín, jefe líder de auditoría en servicios financieros de la consultoría KPMG.

En entrevista, el especialista indicó que aunque este indicador pasó de hace cinco años de estar de 29 a 38%, todavía existe 72% de la actividad económica del país que no es financiada a través del sistema financiero y eso les da una perspectiva muy positiva a los bancos de seguir expandiendo su portafolio de crédito.

Enfatizó que, aunque los bancos han tenido un crecimiento de doble dígito, alrededor de 12 o 13%, en los últimos dos años se nota una desaceleración de 9 por ciento.

“México como país presenta un índice de penetración bancaria bajo, encontramos que el índice mostrado por Banco Mundial al 31 de diciembre del 2018 podría estar a 38%”, aseguró.

Al comparar a nuestro país con naciones como Chile y Brasil, que tienen 90% de penetración bancaria, se observa un rezago importante del uso del sistema financiero para impulsar la economía.

“Existe un rezago en México del uso del sistema financiero para impulsar la economía, lo que genera la necesidad de crédito, eso ha hecho que los últimos cinco años la banca crezca a doble dígito”, dijo.

Recordó que durante la Convención Bancaria los bancos se comprometieron a llegar a la meta de 50% de penetración bancaria al final del sexenio, lo cual es posible y alcanzable debido al alto grado de rezago; sin embargo, advirtió que esa cifra está muy por debajo de otros países comparables de la región y a nivel mundial.

Cambios impulsarán al sector

La implementación del Cobro Digital (CoDi), la apertura de cuentas bancarias para jóvenes y otros cambios financieros y tecnológicos puestos en marcha de manera conjunta con el gobierno federal y las instituciones bancarias permitirán un mayor crecimiento tanto en penetración como inclusión financiera.

“Todos los cambios que vemos sin lugar a dudas ayudarán al crecimiento, todo lo que sea apertura y facilidad de que las personas y las empresas accedan al sector financiero tendrá un impacto directo en el crecimiento de la penetración bancaria”, consideró el jefe líder de la consultoría originaria de los Países Bajos.

Afirmó que tanto la apertura de cuentas como el uso de la plataforma CoDi son esfuerzos para atraer a la población, o al menos motivarla, al acercamiento al sistema financiero, y agregó que nuestro país sigue siendo altamente dependiente del efectivo.