Varios gobernantes, entre ellos el primer ministro checo, el rey de Jordania o los presidentes de Kenia y Ecuador, ocultaron activos en empresas offshore, incluso con fines de evasión fiscal, según una pesquisa periodística internacional divulgada este domingo en la cual también se vieron involucrados más de 3,000 mexicanos o residentes del país.

La investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por su sigla en inglés) de los llamados Pandora Papers -que involucró a unos 600 periodistas de decenas de medios, incluidos Quinto Elemento, Proceso The Washington Post y The Guardian- se basa en la filtración de unos 11.9 millones de documentos de 14 empresas de servicios financieros de todo el mundo.

Según estos documentos, el rey Abdulá II de Jordania creó al menos treinta sociedades offshore en países o territorios con facilidades fiscales, a través de las cuales compró 14 propiedades de lujo en Estados Unidos y Reino Unido, por más de 106 millones de dólares.

Los abogados del rey Abdulá II afirmaron a la BBC que todas las propiedades fueron compradas con su fortuna personal. Los letrados argumentaron que entre las personalidades de alto perfil es común comprar propiedades a través de compañías offshore por razones de privacidad y seguridad.

En tanto, el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, depositó fondos en dos fideicomisos con sede en Dakota del Sur, Estados Unidos.

El primer ministro checo, Andrej Babis, por su lado, colocó 22 millones de dólares en empresas fantasma que se utilizaron para financiar la compra de Château Bigaud, una gran propiedad ubicada en Mougins, en el sur de Francia.

En total, el ICIJ estableció vínculos entre activos offshore y 336 altos ejecutivos, 35 jefes de Estado y políticos de 40 países, que crearon cerca de 1,000 empresas, más de dos tercios de las cuales se encuentran en las Islas Vírgenes Británicas entre otras jurisdicciones consideradas paraísos fiscales.

Entre las personalidades expuestas figuran la cantante colombiana Shakira, la modelo alemana Claudia Schiffer y la leyenda del cricket indio Sachin Tendulkar.

En la mayoría de los países, estos hechos no son enjuiciables. Pero en el caso de los líderes, el ICIJ compara el discurso anticorrupción de algunos de ellos con sus inversiones en paraísos fiscales.

Otras revelaciones de la investigación del ICIJ:

  • Familiares y socios del presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, participaron en secreto en negocios inmobiliarios en Gran Bretaña por valor de cientos de millones.
  • El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, y seis miembros de su familia son presuntamente propietarios de una red de empresas en paraísos fiscales.
  • Miembros del círculo íntimo del primer ministro de Pakistán, Imran Khan, incluidos ministros y sus familiares, son supuestamente propietarios en secreto de empresas y fideicomisos con millones de dólares.
  • El presidente de Rusia, Vladimir Putin, no sale directamente en los papeles, pero se le relaciona con activos secretos en Mónaco a través de sus socios.

Establecido en 1997 por el Centro estadounidense de Integridad Pública, el ICIJ se convirtió en una entidad independiente en 2017.

Su red incluye a 280 periodistas de investigación en más de 100 países y territorios, así como a unos 100 medios asociados.

El ICIJ se dio a conocer a principios de abril de 2016 con la publicación de los Panamá Papers, una investigación basada en unos 11.5 millones de documentos de un bufete de abogados panameño.

kg