El presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Guillermo Babatz Torres, dijo que existe un panorama bastante positivo para que el crédito bancario registre un crecimiento de 15% durante 2012 y 2013.

El funcionario destacó que se ven buenas perspectivas y oportunidades para el desarrollo del sistema financiero mexicano. De hecho, dijo, la colocación de las acciones de Santander será un buen termómetro para la opinión de los inversionistas sobre el sistema financiero mexicano.

Además de que se combina con la estabilidad económica del país, un marco regulatorio adecuado, un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 3.5%, tasas de interés bajas y buena infraestructura bancaria.

En el marco del lanzamiento de la Oferta Pública de Acciones (OPA) del Grupo Financiero Santander, Babatz Torres refirió que los últimos 15 años han sido muy positivos para el sistema financiero mexicano.

Prueba de ello, comentó, es el ahorro financiero que ha pasado de 52% del PIB en 2002 a 82% estimado para el cierre de 2012, lo que indica un crecimiento promedio anual de alrededor de 8.0% en términos reales y sostenido.

Señaló que el financiamiento también ha crecido de manera vigorosa, donde el total a través de los intermediarios del país ha crecido en alrededor de 50% en términos reales en lo que va de esta administración y de manera balanceada.

En este contexto, agregó, el papel de la banca en esta expansión ha sido particularmente importante para explicar el crecimiento al financiamiento al sector privado, ya que mientras en 2000 prácticamente la mitad de la cartera crediticia estaba otorgada a entidades gubernamentales hoy solo es de 14 por ciento.

"Quien ha sido el motor de crecimiento del crédito al sector privado en estos últimos 12 años ha sido la banca", manifestó.

Mencionó que la expansión vigorosa de los últimos años ha ido acompañada de un buen manejo de riesgo y originación del crédito, sin contar el caso de las tarjetas de crédito que se corrigió a tiempo.

Sin embargo, cuestionó que a pesar de esta expansión y con tantas oportunidades el sistema financiero sigue con una baja penetración.

En su opinión, ello se debe a que es un sistema joven, pues realmente empezó a crecer a partir de 2004 luego de la crisis financiera de 1995.

apr