La reducción de la banca corresponsal no sólo es un problema que afecta a las instituciones financieras mexicanas que buscan repatriar dólares en efectivo a Estados Unidos, sino que es una afectación a escala mundial que ha alertado a organismos como el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés).

De acuerdo con este organismo, del 2011 al 2019 el número de bancos corresponsales activos en todo el mundo se redujo 22%, lo que pone en riesgo su papel fundamental para pagos transfronterizos y puede derivar en el impulso de mercados informales, especialmente en jurisdicciones que necesariamente requieren este servicio.

“La banca corresponsal es un componente esencial del sistema de pago global, especialmente para las transacciones transfronterizas. A través de las relaciones de corresponsalía bancaria, los bancos pueden acceder a servicios financieros en diferentes países y jurisdicciones y proporcionar servicios de pago transfronterizos a sus clientes”, se puede leer en uno de los análisis del BIS al respecto.

En el país, este tema es relevante para las instituciones financieras mexicanas por diversos temas, uno de ellos, el que tiene que ver con la repatriación a Estados Unidos de dólares en efectivo que se captan en el país.

De acuerdo con el Banco de México (Banxico), de enero a septiembre del 2020, los bancos captaron 4,732 millones de dólares en efectivo, de los cuales 3,887 millones de dólares se repatriaron mientras que 744 millones de dólares se colocaron en el país vía operaciones entre el público y sólo 102 millones de dólares se quedaron como excedente en las bóvedas de los 15 bancos del mercado cambiario, implicándoles costos en seguridad, traslados, sistemas, entre otros.

Según el BIS, tan sólo del 2011 al 2019, el número de bancos corresponsales en Estados Unidos cayó más de 8 por ciento. Para Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México, al menos en los últimos años, y derivado de condiciones regulatorias antilavado impuestas por autoridades estadounidenses, 15 bancos corresponsales de EU han dejado de dar servicio a instituciones bancarias mexicanas, lo que ha afectado la repatriación de dólares.

Implican riesgo

Para Emilio Romano, director general de Bank of América México, si bien hay muchos bancos globales que operan en territorio nacional, son pocos los que ofrecen el servicio de repatriación de dólares, debido al riesgo y poca rentabilidad del servicio.

“Muchas veces el riesgo-beneficio no les da, es muchísimo riesgo y la es un servicio en el que se cobra una cantidad importante, se cobra por una cantidad logística que es el transporte y la custodia y eso no es fácil y muchos bancos no lo hacen”, explicó el directivo de uno de los pocos bancos que ofrecen servicios de corresponsalía hacia Estados Unidos.

Para el BIS, es necesario poner un énfasis en el tema de la reducción de la banca corresponsal, ya que los pagos internacionales todavía se compensan y liquidan por medio de estos mecanismos, por lo que es necesario una mayor supervisión sobre estos canales por parte de los reguladores financieros para fortalecer mecanismos de información, especialmente en materia de prevención de lavado de dinero.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx