La agencia de calificación financiera Moody’s anunció ayer que podría bajar a corto plazo las notas de 114 bancos europeos, incluyendo a los gigantes del sector, debido a la crisis y a la degradación de la nota de varios países de la Unión Europea (UE).

Moody’s colocó bajo vigilancia la nota de varios grandes bancos franceses (BNP Paribas, Société Générale, Crédit Agricole, Natixis) así como a una larga lista de establecimientos italianos, españoles, británicos, alemanes, austríacos, portugueses y escandinavos, según un comunicado.

Entre los pesos pesados del sector amenazados por Moody’s con una rápida degradación de su nota se encuentran los alemanes Deutsche Bank y Commerzbank, los británicos Royal Bank of Scotland y HSBC, el holandés ING, el español Santander y el italiano UniCredit.

Italia es el país más afectado, con 24 grupos financieros, por delante de España (21), Francia (10), Gran Bretaña (9), Austria (8), Dinamarca (8), Alemania (7), Portugal y Holanda (6).

También están involucrados bancos de Suecia (5), Eslovenia (4), Suiza (2), así como de Finlandia, Noruega, Bélgica y Luxemburgo (1).

Moody’s había anunciado el 19 de enero que probablemente bajaría en el 2012 la nota de varios bancos en el mundo y sobre todo en Europa, debido a la predominancia de factores negativos en el sector.

El martes, degradó la nota de España, Italia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, Malta. Asimismo indicó que estudiaba la posibilidad de privar de su AAA a Francia, Gran Bretaña y Austria.