Atlante, un inversionista clave en Monte dei Paschi di Siena, declaró que decidió avanzar con su compra de préstamos incobrables del prestamista, resolviendo un problema que había amenazado con minar un plan de rescate para el banco.

Horas antes el banco italiano aseguró que el fondo de rescate de la industria bancaria italiana Atlante estaba reconsiderando su compra de 1,500 millones de euros de préstamos morosos de la entidad, una parte esencial del programa de rescate privado.

Atlante había expresado sus profundas reservas sobre los términos de un préstamo puente que Monte dei Paschi se había asegurado en el marco de la venta de préstamos morosos.

Pero, en un comunicado, Quaestio, administrador del fondo afirmó que había decidido aprobar la hoja de términos para el préstamo puente senior.

La junta de Quaestio ha acordado suscribir la Carta Altamente Confiable para una inversión intermedia en la cartera de préstamos no garantizados titulizados del (banco) , aseguró.

En su momento, Carlo Messina, presidente ejecutivo de Intesa Sanpaolo, uno de los principales contribuidores de Atlante, ya había declarado que creía que el fondo de inversión debería seguir adelante con el acuerdo.

El tercer banco más grande de Italia tiene hasta finales de diciembre para levantar capital y vender 28,000 millones de euros en préstamos incobrables brutos, tal y como le piden los supervisores del Banco Central Europeo, y con ello evitar un rescate del gobierno.

Ante las dificultades a las que se enfrentó el banco, para colocar las nuevas acciones y con ello ampliar su capital, sus títulos, que cotizan en la Bolsa de Italia, se llegaron a hundir 11% en medio de la creciente desconfianza del mercado en la capacidad del centenario banco italiano de recapitalizarse por sus propios medios antes de finales de diciembre, de acuerdo con el plazo fijado por el BCE, el cual recientemente rechazó cualquier posibilidad de prórroga.

Las acciones del banco italiano acumulan una caída de 85% desde comienzos de año hasta un precio de 18.62 euros por acción, después de una reorganización del capital que recoge que una acción nueva representa a 100 antiguas.

Gobierno italiano ?también se prepara

Por su parte, Italia está dispuesta a rescatar a Monte dei Paschi, el banco más antiguo del mundo, para evitar que afecte y desestabilice al sector bancario.

De esta manera el Consejo de Ministros ha aprobado acudir al Parlamento para que autorice al gobierno recurrir a un endeudamiento por 20,000 millones de euros para ayudar a bancos en apuros, declaró en rueda de prensa Paolo Gentiloni, primer ministro italiano, quien destacó que ésta es una medida de mera precaución .

Carlo Padoan, ministro de Economía, explicó que esa suma de dinero servirá a dos fines: como garantía de liquidez que impulse la capacidad de financiamiento a medio y largo plazos y para apoyar los refuerzos patrimoniales de las entidades bancarias.

La medida surge en un momento en que el sector bancario italiano atraviesa ciertas dificultades, sobre todo por la abultada cartera de créditos morosos que acumula, los cuales ascienden a 360,000 millones; de ellos, 200,000 son créditos altamente insolventes. El caso más apremiante es el de Monte dei Paschi.