La economía de América Latina crecerá 4.8% durante 2010 y 3.8% en 2011, aunque la expansión será muy dispareja entre los países de la región, estimó hoy el banco de inversión Merrill Lynch.

En un comunicado, la institución informó haber ajustado al alza su última proyección de crecimiento para la región, que ubicaba en 3.7% en el 2010, debido al aumento de la demanda externa y al continuo fortalecimiento de las condiciones internas en ciertos países.

'Pese a la positiva visión, seguimos creyendo que el crecimiento en la región estará marcado por un alto grado de heterogeneidad.

ientras la recuperación ha alcanzado ya su máximo en algunos países, otros aún están en las primeras etapas de normalización de su economía', apuntó el reporte.

Merrill Lynch advirtió, sin embargo, que existen algunos riesgos para la expansión económica de América Latina, entre los que destacan los enormes déficit fiscales de algunos países europeos.

El informe también manifestó preocupación sobre el posible impacto de una restricción en las condiciones de crédito global, lo que podría afectar el consumo local latinoamericano.

Por su parte, México crecerá durante este año 4.0, impulsado por una sólida recuperación de la actividad manufacturera y por una creciente demanda externa, mientras que para 2011 la expansión será de 3.6%, estimó el banco.

RDS