El banco de inversión Merrill Lynch ajustó hoy su pronóstico de crecimiento para América Latina durante 2010, de 3.7 a 4.5%, aunque aclaró que la recuperación de la región será muy dispareja.

Estamos ahora ligeramente más optimistas sobre América Latina, pero mantenemos la visión de que el crecimiento será muy desigual , expresó Merrill Lynch.

El estudio del banco también indicó que la normalización de las políticas monetarias en la región resultaría dispareja y citó el caso de Brasil y Perú, que aumentaron sus tasas de interés de referencia antes de lo pronosticado.

Asimismo, manifestó que las transiciones políticas en la región seguían siendo un foco de atención para los analistas.

La transición hacia un gobierno de derecha en Chile se materializó como se esperaba y la incertidumbre electoral en Colombia y Brasil se mantiene , reportó el informe.

Para México, Merrill Lynch reafirmó su pronóstico de crecimiento, de 4.0% para el 2010, luego de que antes de que comenzara el año había estimado una expansión de 3.0% para la economía mexicana.

Mientras tanto, el banco ajustó su estimación de crecimiento para Brasil, de 5.3 a 6.0%, y para Argentina, de 2.2 a 4.8 por ciento.

Asimismo, estimó que Venezuela decrecería 2.5% durante el 2010, mientras que a principios de año había calculado que la economía venezolana tendría un crecimiento negativo de 0.1 por ciento.

RDS