Entre diciembre del 2010 y el mismo mes del 2011, la tasa de interés promedio anual que pagaron los clientes no totaleros en tarjetas de crédito, aquellos que no liquidan sus adeudos cada mes, pasó de 30.6 a 30.4%, según los datos más recientes del Banco de México.

Y pese a que estos niveles son muy parecidos a las tasas de interés previas a la crisis del 2008, la exigencia a las autoridades por parte de los usuarios de servicios financieros sobre imponer límites es permanente.

Esta solicitud es de antaño, pero la crisis financiera del 2008 reavivó la demanda , comentó Raúl Feliz, profesor e investigador del Centro de Estudios y Docencia Económicas.

Según datos estadísticos del instituto central, durante la crisis la tasa de interés anual promedio que se aplicaba a las tarjetas de crédito pasó de 32.5 a 41.63% de enero del 2008 al mismo mes del año siguiente, es decir, subió 9 puntos porcentuales.

Sin embargo, es un tema que tanto autoridades como bancos y especialistas consideran debe resolverse a través de la competencia y no de imposiciones.

CALIDAD EN EL SERVICIO TAMBIÉN FOMENTA LA COMPETITIVIDAD

A decir de Jorge Moreno Treviño, profesor de Finanzas en la Escuela de Negocios del ITAM, la competitividad entre bancos no debe darse únicamente en términos de tasas o comisiones bajas, sino de calidad en los servicios financieros.

Para regular el sistema financiero se necesitan medir distintas dimensiones, pues una regulación en precios podría generar una distorsión en la calidad de los servicios , advirtió.

Raúl Feliz comentó al respecto: No soy de los que piensan que poner límites a las tasas nunca debe hacerse, pero actualmente no veo razón para hacerlo. Creo que la política debería ser la de promover mayor competencia en lugar de tratar de incidir en el mercado .

Y un elemento fundamental, agregó, es la educación financiera.

LOS MÁS CAROS Y LOS MÁS BARATOS

A diciembre del 2011, los bancos con la tasa de interés promedio para clientes no totaleros más baja son: Ixe Tarjetas (25%), BBVA Bancomer (26%) y Santander (27.4 por ciento). Los clientes con la tasa más alta son: BanCoppel (65%), Banco Invex (57.2%) y BNP Paribas (55.9 por ciento).

[email protected]