La regulación de la entrada de dólares en efectivo, limita una centésima parte de las operaciones en esa divisa que se realizan diariamente en el mercado spot, explican analistas financieros.

Por ello descartan que estas reglas puedan afectar de alguna forma la flotación del peso.

Según Gabriel Casillas, economista en JP Morgan para México, en un día el volumen de dólares operados en el mercado spot, representa entre 12,000 y 14,000 millones de dólares.

De todo este volumen, las operaciones al menudeo significan apenas una centésima parte, es decir, unos 120 millones de dólares, precisa.

Por ello enfatiza que no van a tener un impacto significativo en todo el volumen de las transacciones financieras que se realizan en México .

Aparte, Edgar Camargo, economista en Bank of America Merrill Lynch (BofA-MLynch), coincide en que la mayor parte de las operaciones en dólares se ejecutan en México diariamente a través de medios electrónicos.

Es decir, las operaciones más grandes que se realizan en los bancos, son normalmente de cuentahabientes, personas morales, personas físicas y lo hacen a través de medios electrónicos.

Realmente estas reglas aplican para limitar las operaciones de manejo de dólares en efectivo, entonces no vemos que tenga un impacto fuerte o implicaciones más allá de las que puedan operar transacciones de montos relativamente reducidos y en efectivo, confirma.

Cuidadosa construcción

Además, el analista de BofA –MLynch, destaca que las reglas parecen estar construidas para causar las menores distorsiones posibles a la gente.

Se pensó que podrían tener un impacto importante en las remesas de los connacionales, pero el monto promedio mensual de estos envíos es bastante inferior al límite diario que se impone para una persona física , enfatiza.

Tal como lo explicó el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, al difundir las nuevas reglas, más del 96% de las operaciones de remesas se realizan a través de transferencias electrónicas y se liquidan en pesos .

Y aún para las familias que sí reciben en efectivo dólares, los límites establecidos para cambiar por pesos, son de 1,500 dólares mensuales, cifra muy superior a la remesa promedio de 317 dólares en efectivo que tiene registrado el Banco Interamericano de Desarrollo como la media de los envíos mensuales que reciben las familias mexicanas.

Paso prudente

Según Camargo, dado el bajo impacto que tienen en la operación diaria del mercado spot, la regulación de operaciones en dólares se entiende como una medida prudente y directa para limitar las operaciones en dólares de procedencia dudosa.

Según Casillas, las reglas están institucionalizando las prácticas que ya traían los bancos desde hace al menos un año.

Los bancos ya habían adoptado prácticas de no aceptar algunos tipos de depósitos mayores a ciertos montos, como parte de sus políticas internas para el combate del lavado de dinero. Entonces esta regulación está institucionalizando una práctica que ya se venía haciendo , finaliza.

ymorales@eleconomista.com.mx

RDS