Para este año, las insurtech tomarán fuerza dentro del sector asegurador, donde los jugadores tendrán que experimentar y reorganizar la manera en que trabajan sus productos, con el fin de innovarse y llegar a más clientes.

De acuerdo con un análisis realizado por Celent, empresa de investigación y asesoría dedicada a instituciones financieras, la tecnología ha empezado a cambiar el negocio y la aparición de nuevas herramientas como el blockchain, la inteligencia artificial y el Internet de las cosas ayudan a la industria a tomar decisiones más inteligentes, así como suavizar el proceso de participación del cliente.

En este sentido, para este año Jamie Macgregor, experto en el tema y autor del análisis de Celent, precisó que la innovación tecnológica y las insurtech madurarán durante este 2018.

“Después de haber experimentado, el espacio madurará este año cuando se comiencen a hacer preguntas difíciles sobre la tracción, el valor y la longevidad. Es probable que esto conduzca a la primera ronda de reorganizaciones, ya que los nuevos jugadores exitosos crean impulso, mientras que otros comienzan a quedarse sin efectivo. Las empresas líderes continuarán escaneando el mercado de insurtech a nivel mundial para las proposiciones que prometen valor”, acotó.

Las insurtech son nuevas tecnologías enfocadas en transformar y mejorar la gestión de los procesos de ventas y operaciones de las compañías aseguradoras, generando así beneficios tanto para el sector como para los usuarios involucrados.

En México, de acuerdo con el Fintech Radar elaborado por Finnovista, de las 238 startups fintech que se encontraron a julio del año pasado, sólo 15 están dedicadas a la parte de seguros, lo que representa 6% del total.

No obstante, Finnovista destacó que el segmento de seguros duplicó su tamaño respecto al 2016, cuando sólo había siete fintech dedicadas al sector.

“El sector seguros en México y América Latina está pidiendo a gritos la llegada de innovaciones disruptivas (insurtech) que satisfagan las necesidades del nuevo consumidor digital. El ecosistema fintech ha escuchado el mensaje y ha crecido el segmento seguros en 114%”, refirió la organización.

Asimismo, mencionó que el segmento de seguros se perfila como una oportunidad para las aseguradoras latinoamericanas para innovar, mejorar sus productos y aprovechar nuevas oportunidades de crecimiento.

“A través de las fintech, las aseguradoras pueden cerrar las brechas existentes alrededor de clientes y canales digitales”, agregó.

EN MÉXICO el sector es conservador

De acuerdo con Jesús Hernández, CEO y fundador de WeeCompany, la primera insurtech en Latinoamérica enfocada en el sector salud, precisó que el sector asegurador mexicano es uno muy conservador y no está dispuesto a correr muchos riesgos.

“Entre esos riesgos me refiero a la forma en la que operan y comercializan sus productos, así como la manera en la cual quieren llegar a los consumidores”, indicó.

Agregó que, usualmente, la manera en la cual la industria se acerca a sus clientes es a través de brókeres, pero con la llegada de nuevas tecnologías donde se agregan cada vez más jugadores en la cadena de valor, empiezan a surgir empresas que crean ofertas y servicios de valor para el mercado de seguros.

“De esta manera, estas nuevas empresas (insurtech) logran hacer los seguros más eficientes, los comercializan de una manera más fácil e, incluso, logran que en caso de que exista un siniestro el cliente cuente con la información adecuada y el pago de la indemnización sea más rápido”, detalló.