Héctor Grisi Checa, presidente ejecutivo y director general de Santander México, reconoce que este año el país enfrenta diversos retos, principalmente el relacionado con la nueva Presidencia de Estados Unidos y su política comercial proteccionista. Sin embargo, afirma, es el momento de seguir invirtiendo y no cuando se acabe la fiesta . Por ello considera que es un error que algunas firmas detengan sus inversiones.

Destaca que Santander, lo mismo que otros bancos, es precisamente en estos momentos de incertidumbre cuando ha vuelto a sacar la cartera y a anunciar nuevas inversiones para los próximos años, además de que siempre está buscando nuevas oportunidades para convertirse en el mejor banco de México.

Otro de los retos que ve el banquero son las elecciones de este año, pero sobre todo la Presidencial del 2018. Refiere que este tipo de eventos políticos generan siempre incertidumbre, pero aclara que una vez pasados los comicios, la situación regresa a la normalidad, gane quien gane .

Desde Santander, ¿cuáles son los principales retos que están percibiendo para México, y cómo deben enfrentarse?

Yo creo que hay varios, sobre todo la situación que tenemos con (Donald) Trump y Estados Unidos; también los retos de las elecciones del 2017 en el Estado de México y las del 2018 que son relevantes para la economía del país. Sobre todo tenemos varias situaciones dentro del propio país que hay que atacar y que tenemos que solventar. Pero dentro de todo, la única manera de actuar es seguir adelante. Vemos un país con oportunidades, con situaciones que pueden ser buenas y sentimos que es el momento de seguir invirtiendo, por lo tanto estamos confirmando la inversión de 15,200 millones de pesos por los próximos tres años.

¿Dónde ven las principales oportunidades?

Dentro de todo, el tipo de cambio y su situación geográfica ponen a México en un lugar privilegiado, y aun con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte(TLCAN), no vemos que al final tengamos una guerra comercial con Estados Unidos. Yo creo que existe gente inteligente de los dos lados, que van a tratar de tener una negociación (benéfica) cada quien para su lado, pero que al final va a ser positiva en todos los sentidos. El TLCAN se tiene que modernizar, y como todo, debe tener una evolución, y en ese sentido yo creo que no todo es malo. La diferencia en tipo de cambio nos hace muy competitivos.

¿Qué tanto debe preocupar todavía el tema Trump a México?

Sin lugar a dudas es importante, pero yo creo que los impactos que pudo haber tenido ya los estamos sintiendo. Tuvimos un tipo de cambio en niveles muy altos, también tasas de interés con alzas, y todo esto no es que esté completamente descontado, pero básicamente ofrece un escenario con cierta maniobra. Lo que mata a los mercados es la incertidumbre, y poco a poco estamos teniendo un poco menos. (Sobre el TLCAN) hay varios puntos importantes que hay que recalcar: primero, es una relación de casi 600 billones de dólares bilaterales de comercio; en 31 estados de la Unión Americana su principal socio comercial es México. Es una relación verticalmente integrada, no es tan fácil romper una estructura como la que tenemos.

El otro reto, comentó, son las elecciones. ¿Aquí qué es lo que preocupa a la banca?

Aquí yo creo que lo que nos ocupa es la situación de los mercados, que se pudieran poner nerviosos por el resultado de las elecciones (este año y en el 2018) , y porque a los inversiojistas nunca les gusta la incertidumbre.

¿Cómo perciben los inversionistas el ambiente en México? ¿Les preocupa?

Yo creo que México es visto hoy como uno de los países que puede ser más competitivo y sin duda lo ven bien a largo plazo, pero las coyunturas de corto plazo los tienen pagando por ver, entonces prefieren estar un poco fuera y no entrar al mercado hasta no ver, lo cual en nuestra opinión es un error, porque con estos niveles de tipo de cambio y de tasas de interés, México se vuelve muy atractivo en la parte de inversiones. Es en estos momentos en los que vale la pena entrar al mercado y no cuando ya la fiesta terminó. Lo que yo recomendaría es tomar el riesgo de seguir apostando por México.

Esto es lo que está haciendo Santander, con su anuncio de inversión de diciembre, igual que otros bancos. ¿Qué lectura le damos?

Esto básicamente te reafirma que todos pensamos lo mismo: que México sigue siendo una oportunidad, que sigue siendo un lugar donde hay crecimiento, donde hay desarrollo y oportunidades.

¿Cómo ven en Santander todo este entorno? ¿No les preocupa tanto? ¿Lo ven como un área de oportunidad?

No tenemos de otra, si tú analizas lo que Santander ha hecho en México, y hemos crecido en número de clientes, de transacciones, tenemos que mejorar nuestras sucursales, tenemos que darle un mejor servicio a nuestros clientes, la competencia es brutal, y si no invertimos, nos quedamos atrás. Es una de las ventajas que tuvo la reforma financiera, la competencia es tan brutal que si no invertimos y no estamos a la vanguardia, desde plataformas digitales, desde nuevas sucursales, de la inversión en cajeros, si no invertimos en call centers, nos comen el mercado.

¿No cambian un ápice sus planes en México por el entorno Trump?

De ninguna manera. La única cosa que nos tiene realmente preocupados es cómo ejecutar y ejecutar bien. Yo estoy más preocupado por eso que por la situación del país, pero en donde nosotros tenemos que concentrarnos es en eso.

En este marco, ¿qué planes tiene Santander para el corto y mediano plazos, además de su inversión?

Siempre estamos buscando oportunidades y como te decimos, México siempre nos ha encantado, lo vemos como una oportunidad, y es uno de los lugares donde el banco quiere seguir creciendo, entonces si se presenta la oportunidad, por supuesto que vamos a buscarla, pero ahora no hay esas oportunidades en el mercado, entonces estamos concentrados en lo que tenemos que hacer y lo que podemos controlar.

Son ya el segundo lugar en activos...

Eso cambia, pero realmente eso no es lo importante. Para nosotros lo más importante es crecer el número de clientes, tener muchos más y que estén contentos y satisfechos. No queremos ser el banco más grande, lo que queremos es ser el mejor banco, y es como estamos funcionando. Yo no presiono a mis equipos para ganar cuota de mercado, sino para que tengamos los clientes más leales, realmente vinculados con el banco, y que operen y trabajen mucho más con nosotros. O sea, yo quiero ser el primer banco de nuestros clientes.

¿Cómo esperan el año en materia de crédito? ¿Pueden seguir creciendo ustedes a doble dígito?

El mercado ha venido creciendo a doble dígito en los últimos cinco años, y creo que es bueno que los mercados tengan sus respiros y que no todo el tiempo crezcan a la misma velocidad. Siempre es sano que tengamos cuestas y valles dentro de los procesos y que en un proceso de colocación de crédito vayamos yendo poco a poco.

¿El alza de tasas ya ha encarecido el crédito en Santander?

En algunos (productos) sí y en algunos no, la verdad es que la competencia es tan brutal que si en el momento en que subimos un poco la tasa nos empiezan a prepagar, los márgenes se comprimen, porque la competencia es bastante fuerte.

Aun cuando el Banxico siguiera con esa tendencia alcista, ¿no se espera un encarecimiento importante?

No, yo creo que estamos hablando de un sistema financiero más fuerte, mucho más competitivo que el que teníamos hace unos años, y donde los bancos realmente estamos buscando seguir creciendo por lo menos en la cuota de mercado que tenemos, y eso está provocando que sigamos dando créditos.