La inteligencia artificial (IA) permitirá atraer a nuevos clientes a la banca comercial y darles un mejor servicio a los usuarios, pero “no va a venir a resolver los problemas generales” como los relacionados con la seguridad: robos de identidad o ciberataques, afirmó el director de Innovación del Grupo Financiero Banorte, Guillermo Güemez.

“No existe la tecnología en la que se ponga un robot de inteligencia artificial y eso resuelva todo, no, resuelve problemas puntuales, muy específicos, muy localizados y eso es lo que estamos buscando”, dijo tras explicar que Banorte trabaja en un piloto con Watson, el sistema de inteligencia artificial para que el usuario realice operaciones con sólo dar instrucciones desde el celular.

Después de destacar que el banco hace inversiones importantes para que la seguridad sea lo más relevante posible, consideró que dado el avance de la tecnología en cinco años, puede hacer que “el modelo de atender al cliente sea completamente diferente, irreconocible, los servicios bancarios no porque la gente no va a dejar de requerir créditos y hacer depósitos”.

Durante el segundo día de trabajo del EmTech Digital Latam, organizado por el MIT Technology Review en conjunto con el IPADE Business School y Opinno, Güemez destacó que la tecnología y la inteligencia artificial permitirán tomar mejores decisiones sobre los usuarios de la banca.

“La inteligencia artificial no va a cambiar el negocio de la banca, así como no va a cambiar el negocio de Coca-Cola, lo que va a cambiar es cómo hago ese negocio, entonces va a permitir decisiones más precisas sobre diferentes clientes, a quién sí le doy crédito y a quien no, no va a cambiar el crédito sino a unas gentes que antes les decía que no ahora les diga que sí”, añadió.

El directivo comentó que Banorte destina inversiones importantes para innovación y tecnología por lo que además de inteligencia artificial, en el banco analizan temas de blockchain y modelos matemáticos basados en inteligencia artificial, además de ciberseguridad, y agregó que también trabaja con Amazon, Apple y otros, para ver diferentes formas de entregar el servicio.

En el panel “Inteligencia artificial: el nuevo motor del mundo digital”, dijo que, con Watson, “lo primero que estamos viendo es la interacción con clientes para poder resolver las peticiones de los clientes de forma automática, ya sea en voz o en canal de chat, ése es el más relevante por el momento. Si quieres pagar tarjeta, pagar saldo, mover dinero a inversiones”.

De ahí que recomendó a las empresas a animarse a probar la inteligencia artificial, pues consideró que tiene un costo bajo.

“El costo se mide por transacción, en el caso de los bancos por tener muchos clientes tenemos muchas transacciones”, pero el costo sería bajo para empresas que quieren hacer pruebas de 250 transacciones en un día, de 50 dólares al mes por hacer pruebas, aseveró.