En un movimiento sigiloso, por el tema de la veda electoral, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) ha comenzado a operar su nuevo producto de crédito, el cual tiene ajustes en materia de tasas de interés, respecto a las que ofrecía anteriormente, en sus nuevos financiamientos.

En el marco de su participación en el quinto aniversario de la Asociación Mujeres Líderes por la Vivienda y del Sector Inmobiliario (MULIV), Carlos Martínez Velázquez, director del Infonavit, explicó que la tasa promedio ponderada de su portafolio de crédito en este nuevo producto es de 8%; sin embargo, de acuerdo con el nivel salarial del acreditado dicho porcentaje puede ir de 2% a 10.45% anual.

“Los derechohabientes que estén cotizando sobre un salario mínimo, que es más o menos de hasta 1.4 UMAS (o 141 pesos diarios), enfrentarán una tasa cercana a 2% en el contrato y la tasa va subiendo hasta la tasa máxima que alcanza 10.45%. Esto quiere decir que la tasa máxima del Instituto bajó de 12% a 10.45%”, comentó Martínez Velázquez.

El funcionario destacó que todos los acreditados que cotizan por debajo de las 6 UMAS, es decir 537.72 pesos diarios, pueden tener acceso a una tasa menor a 10.45%, de acuerdo con su nivel salarial.

“Entonces la tasa ponderada que esperamos es de 8%, la mayoría de los trabajadores en 2 UMAS a más o menos 4 UMAS, van a enfrentar una tasa de 6%, o sea son tasas diferenciadas y son las que firman”, acotó el director del Infonavit.

 Martínez Velázquez explicó que este nuevo producto de crédito comenzó a operar desde el pasado 21 de mayo y una de las ventajas de este esquema es que las aportaciones patronales de 5% del sueldo del acreditado, servirán para preamortizar capital, es decir, ya no se anexa a la mensualidad correspondiente para el pago del crédito, sino para disminuir inmediatamente el adeudo.

“La aportación de 5% patronal no se anexa a la mensualidad, sino va a preamortizar capital, eso ya será para todos los créditos, por lo tanto, ya cuando estén empleados en el sector formal el crédito se va a pagar mucho más rápido…En segundo lugar, la mensualidad queda fija, es decir, se calcula todo desde el inicio del crédito”, detalló el funcionario.

Martínez Velázquez apuntó que todavía no hay un anuncio oficial sobre este nuevo esquema por la veda electoral; sin embargo, una vez que pasen las elecciones, se realizará toda la promoción al respecto.

“Tanto las reglas de acceso al crédito, como los nuevos créditos, implican precisamente dar mayor inclusión y buscan que el que no tenga acceso no tenga y se pueda beneficiar de la reforma y del dinero que ya tenían aquí”, acotó.

El funcionario precisó que también el trabajador que solicite una prórroga para el pago de su crédito se beneficiaría de este nuevo modelo de crédito, pues el saldo de la deuda se capitalizará a la tasa contractual una vez que reanude sus pagos al organismo, cuando antes se hacía a una tasa de 12%, lo que generaba que la deuda incrementara mientras se mantenían suspendidos los pagos.

Asimismo, el funcionario indicó que el monto de la mensualidad que el acreditado tendrá que abonar al organismo como pago de su crédito ya no dependerá del régimen en el que esté dado de alta, ya sea el Especial de Amortización (REA) o el Ordinario de Amortización (ROA).

“Antes cuando estabas en ROA tu patrón aportaba 5% de tu mensualidad, pero cuando cambiabas de régimen, si cambiabas de empleo pagabas más, ahora ya es fija la mensualidad y la cuota patronal juega a preamortizar capital”, indicó.

kg