Banco Azteca vive de la inclusión financiera, la hemos entendido, la hemos desarrollado”.

Alejandro Valenzuela, director general de Banco Azteca.

“Para nosotros (la inclusión financiera) no es un tema de retórica o de quedar bien socialmente, es un modelo de negocio”, afirma Alejandro Valenzuela del Río, director general de Banco Azteca.

Lo dice con base en sus números: el banco lleva 20 años atendiendo con servicios financieros al segmento popular y, en ese lapso, detalla, han pasado por la institución más de 30 millones de mexicanos que han requerido servicios de banca profesional, formal, y con productos muy claros y sencillos.

“Banco Azteca vive de la inclusión financiera, la hemos entendido, la hemos desarrollado”, subraya.

En entrevista, destaca que, este banco le ha dedicado muchos recursos a la educación financiera, la cual es fundamental para lograr dicha inclusión.

Mucho por hacer

No obstante, resalta que aún hay muchos millones de mexicanos que no están bancarizados, y por ello la labor de Banco Azteca es seguir enfocándose en buscar incorporar a más individuos que puedan aprovechar servicios y productos financieros como pagos, ahorro, créditos, seguros y afores.

“Opciones que sean accesibles, muy fáciles de entender, y con ello vayamos bancarizando”, señala.

El banquero lamenta que, pese a que ha sido un ejercicio permanente, en México la penetración financiera sea aún baja si se compara con otros países de desarrollo similar como Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú.

Relación con el gobierno es institucional

Desde que inició el actual gobierno, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, se ha mencionado la relación del mandatario con Banco Azteca.

Al respecto, Valenzuela del Río asegura que, ante todo, la relación con el gobierno ha sido institucional y se ha trabajado de la mano en temas que pueden sumar, como es el caso de la dispersión de programas sociales.

“Para poder llevar los recursos a donde los demás bancos no podían, ni la propia banca de desarrollo. De hecho también el Presidente, por esa preocupación, ha venido desarrollando el Banco del Bienestar para que tengan capacidad de infraestructura, para poder llevar estos recursos a todos los rincones del país”, puntualiza.

En este sentido, subraya que se ha trabajado de la mano del gobierno, “y al ser un banco mexicano, nos ha dado mucho orgullo poder ayudar al presidente López Obrador y su gobierno para poder llevar estos recursos donde más se necesitan”.

Caso Banamex, en su momento

Cuando se anunció la venta de Banamex por parte del estadounidense Citigroup a inicios de año, Ricardo Salinas Pliego, dueño de Banco Azteca, expresó su interés en adquirir la franquicia.

Al respecto, el director de Banco Azteca refiere que su Presidente de Consejo de Administración manifestó ese interés, y si eventualmente hubiera algo, se sabrá en su momento, aunque argumenta que, de acuerdo con los directivos de Banamex, será un proceso largo.

eduardo.juarez@eleconomista.mx