La comisión de lavado de dinero por parte de narcotraficantes mexicanos en el banco HSBC México se debió a una falta de atención a los controles de seguridad y la negligencia de imponer medidas preventivas para evitar este tipo de delitos, consideró el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Al dar a conocer las sanciones para el grupo en Estados Unidos por más de 1,900 millones de dólares, (1,256 millones por decomisos y 655 millones por multas civiles), el Departamento de Justicia de EU indicó que entre el 2006 y el 2010, HSBC Bank USA falló en el monitoreo demás de 670,000 millones de dólares en transferencias electrónicas y más de 9,400 millones de dólares adquiridos en efectivo de HSBC México, cuando los laxos controles la habían hecho la institución favorita de los cárteles.

Como resultado de las fallas en la prevención de lavado de dinero, HSBC Bank USA lavó por lo menos 881 millones de dólares en ganancias del tráfico de drogas, incluyendo el Cártel de Sinaloa en México y el Cártel del Norte del Valle en Colombia , aseguró la institución de justicia en Estados Unidos.

El Grupo HSBC admitió que no informó a HSBC Bank Estados Unidos de importantes deficiencias en la prevención del lavado de HSBC México, a pesar de saber de estos problemas.

El Departamento de Justicia expresó que, a pesar de la evidencia de serios riesgos de lavado de dinero asociados con hacer negocios en México, por lo menos del 2006 al 2009, HSBC Bank Estados Unidos colocó a su filial de México bajo un riesgo estándar , el menor en su categoría de riesgo de antilavado.

MERCADO NEGRO

En los documentos presentados por el Departamento de Justicia estadounidense, se establece que la DEA sostuvo que una proporción significativa del dinero lavado procedió del Mercado Negro de Intercambio de Pesos, el cual fue considerado un complejo sistema de lavado para mover las ganancias de las drogas desde Estados Unidos al exterior, tradicionalmente de Colombia.

La filial de HSBC en México recibió una multa por este mismo caso en septiembre de este año por 379 millones de pesos, de parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

HSBC México reconoce así que ha faltado al estricto cumplimiento de las disposiciones bancarias, así como con los estándares que reguladores y clientes esperan de la institución , estableció el grupo financiero a través de un comunicado tras pagar la multa.

Las autoridades estadounidenses indicaron que, además de esta falta flagrante de supervisión con la filial mexicana, desde mediados de 1990 hasta septiembre del 2006 por lo menos, HSBC permitió movimientos de cientos de millones de dólares a través del sistema financiero de Estados Unidos de forma consciente, a nombre de los bancos ubicados en países sujetos a sanciones por parte de este país, entre ellos, Cuba, Irán y Sudán.

Al menos en una ocasión, HSBC instruyó a un banco en Irán acerca de cómo dar un formato de pago para que las transacciones no fueran bloqueadas o rechazadas por Estados Unidos, reveló el Departamento de Justicia.

El asistente del Fiscal General, Lanny A. Breuer, en Estados Unidos aclaró que el registro de las anomalías que prevaleció en HSBC durante muchos años fue asombroso; actualmente, el banco está pagando un alto precio por su conducta; sin embargo, bajo los términos del acuerdo, si el banco no cumple con éste el Departamento de Justicia se reserva el derecho de perseguir plenamente el caso.