Víctor Manuel Requejo, director general de Hipotecaria Casa Mexicana, desea que este negocio cambie de apellido. Busca que la empresa que representa no sea más sociedad financiera de objeto múltiple (sofom), quiere que sea banco.

El empresario, que era director de Hipotecaria Nacional y socio minoritario de la sofol que compró BBVABancomer en el 2005, confirmó que iniciaron los trámites ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para obtener la autorización y operar como banca múltiple.

Ahora, el único fondeador que tenemos es la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y ese dinero no es suficiente. Como banco es otra cosa, podremos emitir papel, captar recursos en pagarés, depósitos y cuentas de cheques, entre otras cosas , agregó en entrevista.

La nueva institución crediticia, que abrirá su primera sucursal como banca múltiple en la planta baja de sus oficinas en Río Elba, en la colonia Cuauhtémoc del Distrito Federal, estará destinada a dar créditos en el sector inmobiliario.

La especialidad del nuevo Banco Inmobiliario, añadió, será dar préstamos para vivienda, edificación de centros comerciales, oficinas, hospitales e infraestructura en general, entre otros.

Víctor Manuel Requejo es un empresario reconocido en el sector de vivienda mexicano, que acepta que no podrán competir con la banca ofreciendo créditos hipotecarios individuales, por lo que serán los préstamos puente a los constructores en los que se enfocarán principalmente.

Yo, en una primera instancia, podría atender a los tres clientes individuales que vamos a tener. A los 75 años de edad, ya no puedo cambiar de giro en la vida , dijo en broma.

El directivo, que se reconoce como un buen administrador de empresas y menos bueno en sus finanzas personales, destaca que todavía hay firmas hipotecarias en el mercado, como Patrimonio, Metrofinanciera, Finpatria e ING, pero que no están en venta.

Ahora, con los trámites para solicitar la autorización para ser banco, que espera poder operar a principios del 2013, ser el administrador de más de 3,500 millones de pesos de cartera que le encargó la SHF y sus préstamos de 2,000 millones de pesos, entre créditos puente e individuales, lo mantienen más que entretenido.

Detalló que existe una gran necesidad de vivienda, que es un artículo de primera necesidad. Hay un gran mercado por explorar y mucha necesidad insatisfecha. Esta nueva entidad cuenta con el conocimiento para ofrecer nuevas opciones.

Con socios como Pedro Aspe Armella, exsecretario de Hacienda, Justino Hirschhorn, su hijo Leopoldo Hirschhorn, de Hir Casa, y Pablo, Israel y Gabriel Brener, aportarán 500 millones de pesos para abrir las puertas del nuevo banco.