El Gobierno español dio mandato al banco de inversión estadounidense Goldman Sachs para hacer un asesoramiento y una evaluación global del proceso de reestructuración de la nacionalizada BFA-Bankia.

Según fuentes financieras cercanas a las operaciones: El gobierno ha dado mandato para realizar el asesoramiento y evaluación global de BFA-Bankia .

La fuente, sin entrar en muchos detalles, manifestó que el contrato consistiría en una evaluación global de BFA-Bankia y de su proceso de reestructuración.

Por otra parte, un informante del gobierno confirmó que Goldman Sachs obtuvo el contrato.

Goldman Sachs tendría como cometido fijar el precio de los activos y determinar las ayudas adicionales que va a necesitar el Estado.

Otra fuente del Ejecutivo español manifestó que los nuevos gestores de Bankia presentarán la próxima semana sus planes de saneamiento para la entidad, que deberán además contener mayores provisiones de las anunciadas para el crédito sano de su matriz Banco Financiero y de Ahorros (BFA).

SUBE LA PRESIÓN

La presión sobre el sector financiero español se vio alimentada también después de que la agencia de rating Moody’s rebajó las calificaciones de deuda a largo plazo y depósitos de 16 bancos españoles, entre ellos la de Banco Santander, diciendo que la capacidad del gobierno de apoyar a algunos bancos se había debilitado.

Las cifras del Banco de España, divulgadas horas después de que la agencia de calificación de crédito Moody’s realizara una rebaja masiva en las notas de 16 bancos del país, mostraron que las pérdidas por créditos tomados en la burbuja inmobiliaria del país siguen en ascenso.

Los problemas de los bancos, junto con el excesivo gasto en regiones endeudadas, son los dos riesgos principales para las finanzas públicas de España. Los inversionistas consideran que el país ibérico se tiene que hacer de manera agresiva cargo de esos dos temas para evitar un rescate como el de Irlanda.